martes, 2 de agosto de 2016

Artritis reumatoide puede generar discapacidad


Esta enfermedad dolorosa que afecta principalmente a las mujeres aparece entre los 40 y 50 años.

Muchas personas acreditan que la artritis reumatoide es una enfermedad de los adultos mayores, sin embargo dicha aseveración no es exacta.

Según el reumatólogo Carlos Glave Testino, de la clínica San Felipe, la artritis reumatoide afecta a las personas de entre los 40 y 50 años, aunque también pueden presentarse en más jóvenes.

Por razones que se desconoce, esta enfermedad afecta más a las mujeres que a los hombres.

A diferencia de la artritis que se origina por un golpe o una infección, la artritis reumatoide es una enfermedad en sí misma que compromete las articulaciones por un problema inmunológico, que de no ser tratada a tiempo puede generar diversos grados de deformidad y llevar a la discapacidad a quien lo padece.

La artritis reumatoide afecta a todas las articulaciones del cuerpo, pero sobre todo a las manos y muñecas.

A causa del dolor que genera esta enfermedad, las personas que sufren este mal cambian su vida radicalmente.

Felicita Siesquen Chapoñan (73 años) cuenta que por causa de la artritis reumatoide que padeció durante 20 años, dejó de hacer muchas cosas, razón por la cual se deprimió varias veces.

Si bien la artritis reumatoide es una enfermedad que no tiene cura, con la adecuada medicación es posible reducir los síntomas. Asimismo, con el tratamiento temprano, se puede controlar la inflamación y se entra en una remisión de la enfermedad. Sin embargo, cuando se ha dejado avanzar la enfermedad las cosas ahí se complican.

El doctor Manuel Ferrándiz Zavaler explica que “cuando la enfermedad se diagnostica dentro de los primeros seis meses se llama ‘artritis reumatoide temprana’ y tiene un gran pronóstico de recuperación, pero cuando ya se ha producido deformidad por persistencia de la inflamación, el tratamiento puede parar el avance de la enfermedad más no el daño”.

Artritis y artrosis
Las personas suelen confundir artritis con artrosis lo que hace muchas veces complicado el diagnóstico, afirma el reumatólogo Ferrándiz Zavaler.

Explica que una forma fácil para que las personas identifiquen la artritis reumatoide es detectando si despiertan con las manos o piernas rígidas. “Si ese fuera su caso, es casi seguro que estamos hablando de artritis reumatoide”, dice.

El diagnóstico de la artritis se realiza mediante la prueba de látex más la evaluación clínica del reumatólogo.

Tratamiento
Dependiendo el grado de la enfermedad, el tratamiento puede ir desde medicamentos antiinflamatorios hasta los medicamentos biológicos, que son los más avanzados y los que atacan directamente a las células del sistema inmunológico que producen la destrucción articular.

La señora Felicita Siesquen tomaba diariamente varias pastillas para calmar el dolor y hacía ejercicios para atenuar las molestias.

El doctor Manuel Ferrándiz sostiene que la persona para tener una vida llevadera debe seguir su tratamiento sin interrupciones, pues de atacarse temprano la enfermedad el paciente puede mejorar en un alto porcentaje.

En el caso de Felicita, su situación era diferente por los años transcurridos.

Decidida a no vivir así, decidió participar de las reuniones de la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo, donde logró curarse luego de aprender a usar su fe.

Los pacientes que sufren artritis tienen predisposición a desarrollar infecciones o suelen presentar anemia, por lo cual el doctor Ferrandiz recomienda, paralelo al tratamiento, llevar una alimentación saludable, que incluya frutas, verduras y pescados de carne negra. De igual forma evitar el consumo de alcohol y tabaco. El exceso de peso puede recargar las inflamaciones y producir mayor malestar. (Redacción)

FACTORES DE RIESGO
- Edad
- Sexo
- Embarazo
- Cigarrillo y alcohol
- Herencia