miércoles, 15 de marzo de 2017

¿Cómo enfrentar la derrota?


Nadie está libre del fracaso. El punto es con qué actitud encaramos la adversidad.

Ser un empresario o profesional de éxito demanda esfuerzo, dedicación, y algunas veces saber levantarse de los fracasos.

Según la Real Academia Española, fracasar implica tener un resultado adverso. Y cuando las cosas no salen como lo esperábamos, solemos sentir una gran frustración.

A diferencia de la generación “X” y la generación “Baby Boomers”, los jóvenes de hoy, conocidos también como la generación “Click”, buscan ascender en sus puestos de trabajo, ser empresarios exitosos y realizarse personal y profesionalmente de manera rápida, y cuando no lo consiguen se estresen y se vuelven poco tolerantes.

Para Karen Weinberger Villarán, directora del Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad del Pacífico, el problema con la generación “Click”, es que al vivir una carrera contra el tiempo, obsesionados por alcanzar objetivos bastante exigentes, la mayoría no se ha puesto analizar si verdaderamente eso es lo que quieren, y menos aún, por qué lo quieren. Por momento parecieran que han perdido la capacidad de reflexionar sobre el sentido de sus vidas, el por qué y para qué hacen las cosas, dejando de disfrutar el proceso de alcanzar los objetivos.

En la vida, las empresas como las personas tenemos un ciclo durante el cual aprendemos a enfrentar fracasos y derrotas, y nuestra capacidad para salid adelante dependerá de la actitud con la que enfrentemos estos contratiempos.

“En mi experiencia personal como docente y promotora de nuevos emprendimientos no veo una gran diferencia entre cómo los hombres y mujeres enfrentan sus fracasos, pero sí veo que hay diferencias en función a variables culturales y familiares, así como a la manera en que enfrentan sus propias experiencias de vida”, sostiene la especialista.

“El tema es complejo y no hay una única respuesta, pero de los que estoy 100% segura es que las personas que siempre ven el “vaso medio lleno” en lugar del “vaso medio vacío” son las que con visión positiva de su futuro —además de pasión y coraje — suelen salir delante de manera exitosa”.

Cuando uno emprende algo, la posibilidad de fracasar es latente. El punto está cómo enfrentamos la adversidad.


Según Weinberger Villarán, el fracaso nunca debe ser un impedimento para lograr nuestros sueños, nuestros ideales e ilusiones. “La posibilidad de fracasar no debe paralizarnos. Por el contrario, debe motivarnos a planificar nuestro futuro haciendo un profundo análisis de nuestras posibilidades”, refiere. (Redacción)

Mujer precavida…


En épocas donde la publicidad te incita a gastar, saber cómo manejar tu dinero ayuda mucho, para no pasar necesidades.

Existe un adagio en el Perú que dice que “hombre prevenido vale por dos”, en alusión a la ventaja de obrar con cautela. Para el caso de este artículo sobre finanzas, bien podríamos decir que “mujer precavida vale por tres”.

Un estudio realizado por el portal de noticias mexicano Resuelve tu deuda a 100 mujeres de entre 23 y 35 años, para saber cómo enfrentarían la llegada de un hijo, quedarse sin empleo o cualquier otro imprevisto, concluyó que para no pasar vicisitudes económicas, hay que hacer lo siguiente.

Seguro de gastos médicos
Cubrir gastos médicos por hospitalización, rehabilitación o incluso cirugía puede descapitalizarte y crear un déficit en tu presupuesto. Existen en el mercado muchas opciones de seguros de gastos médicos mayores; busca una póliza que se adapte a tus necesidades y ajusta tu presupuesto para que la contrates cuanto antes.

El 10% de tu sueldo mensual
El 43% de las mujeres participantes en el estudio dijeron que destinan entre 10 y 20% de su sueldo a entretenimiento. Aquí nos damos cuenta de que el ahorro no es un tema de ingresos, sino de planeación.

Ten siempre en cuenta que un cafecito menos, un sábado en casa de vez en cuando o un par de zapatos que te resistas a comprar, significan un poco más de tranquilidad durante tu retiro.

Tarjeta de crédito no como una extensión de tu sueldo
El 25% de las mujeres que encuestamos no realiza un presupuesto mensual, es decir, no tiene control sobre sus gastos.

Recuerda que una tarjeta de crédito bien administrada puede ser tu aliada mes a mes, pero una falta de planeación terminará en caos.

Conciencia de los gastos hormiga
Este gasto se refiere a los menudos (agua, chocolate, café, helado, etc.), que según el estudio ocupó el cuarto lugar de gasto en las mujeres, incluso por encima del ahorro, educación y salud.

Hacer un ejercicio de conciencia y apuntar durante una semana todos los gastos hormiga que hiciste, te sorprenderá al mostrarte cómo tu dinero se fuga todos los días.

Independencia financiera
Interésate en tu futuro, pide informes y toma decisiones que te beneficiarán a largo plazo. El mejor consejo que podemos darte es que ya no basta con que ahorres, procura también invertir tu dinero. (C.M.)


Asma, mal que toca a muchos



Puede presentarse en cualquier momento. En el Perú el 20% de la población sufre de esta enfermedad, que se caracteriza por una inflamación bronquial exagerada.

El polvo, los cambios bruscos de temperatura, la presencia de ácaros, el humo de los carros, el cigarrillo y hasta algunos malos olores en el medio ambiente pueden desencadenar uno de los peores problemas respiratorios que afecta al hombre, el asma.

En el Perú el 20% de la población sufre de esta enfermedad, que se caracteriza por una inflamación bronquial exagerada, que en el caso de los niños tiene un origen alérgico, en su mayoría.

Según el doctor Carlos Hinojosa, expresidente del Colegio de Neumólogos del Perú, cuando los bronquios se inflaman están más predispuestos a “cerrarse”, generando las crisis de asma.

“El asma bronquial puede producir complicaciones muy serias como el deterioro de la calidad de vida, la incapacidad para ejercitarse, un mal desarrollo pulmonar, e incluso la muerte en casos muy severos”, advierte.

¿Cuándo sospechar?
Si presentas tos, silbido de pecho, presión torácica y dificultad para respirar, es muy probable que padezcas de asma.

Para salir de dudas, el doctor Juan Carlos Aldave, profesor de inmunología de la Universidad Cayetano Heredia, recomienda diagnosticar la enfermedad mediante un historial clínico, exámenes auxiliares que incluyan pruebas de función pulmonar (espirometría), pruebas de imágenes (radiografía de tórax), y las pruebas de detección de alergias.

“La prueba de alergia detecta la presencia de inmunoglobulina E específica frente a sustancia respirada. Estos exámenes pueden hacerse en la piel o en la sangre, pero deben ser siempre bien interpretados por un médico inmunólogo/alergólogo”, sostiene.

Agrega, que una vez hecho el diagnóstico correcto, el tratamiento del asma bronquial suele ser eficaz, sobre todo si se comienza a edades tempranas. Así tenemos medidas ambientales, para reducir los ácaros de la casa; medidas farmacológicas, que deben ser seguras y eficaces de acuerdo a la edad del paciente; y la inmunoterapia (vacunas para la alergia), que puede ayudar mucho a un grupo de pacientes.

Niños
En nuestro país, el número de asmáticos ha aumentado significativamente debido a la contaminación ambiental, principalmente en Lima. Siendo la población infantil la más afectada.

Si hay niños en casa, el doctor Hinojosa recomienda evitar los animales, y si ya los tienen no permitir que entren a los dormitorios. Igualmente, no usar almohadas y edredones con plumas, y alfombras. 

Además, lavar las sábanas y mantas una vez por semana con agua caliente, mantenerlo alejado del polen y no permitir que fumen en sus casas.

Recalca que los niños de entre 2 y 4 años que viven con personas fumadoras tienen 280% más probabilidades de sufrir sibilancias que aquellos niños que viven con no fumadores.
(Redacción)

POBREZA
En Lima, siete de cada 10 asmáticos sufre de cuadros severos. La mayoría de ellos vive en condición de pobreza y se alojan en viviendas precarias, lo que favorece el desarrollo del asma.

                   “Debía nebulizarme para no morir”

Katherine Paola Flores de 21 años vino al mundo con asma, por lo que su niñez fue difícil. Tenía que nebulizarse todos los días para no morir asfixiada.

Con 11 años, los síntomas se agravaron. “El médico me diagnosticó que viviría el resto de mi vida dependiendo de un inhalador”, recuerda.

Por ese entonces, la mamá de Katherine, que ya acudía a la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo, decidió luchar por la salud de su hija. Junto con ella decidió orar. Fue así que con perseverancia, Katherine logró curarse a través de la fe. 


La empresa y la bicicleta


Para algunos no tienen nada en común, sin embargo guardan muchas semejanzas.  

Cada vez más empresarios están usando bicicletas para hacer deporte. Probablemente lo estén haciendo para mantener la salud o quizás porque se parezca mucho a dirigir una empresa. Veamos.

Cuando se maneja bicicleta en rutas de tierra se aprende que la concentración es fundamental, porque en terrenos de esa naturaleza es común encontrar algún obstáculo, subida o pasaje estrecho. Algo parecido sucede en las empresas. Cuando el gerente ve que se acerca el fin de mes y debe conseguir dinero para pagar la planilla, olvida todo lo que está aconteciendo a su alrededor.

Otra semejanza, es quien usa bicicleta siempre mira varios metros adelante para así prever qué cambios hacer en caso de tener en frente un charco o una piedra. Igual que el gerente, que sabe que ver los reporte de ventas solo al final del mes le ayudará poco a llegar a sus metas.

De otro lado, a diferencia de un auto, donde un motor más grande ayuda más, el ciclista sabe que el atributo fundamental de una buena bicicleta es la ligereza. Cuando menos peso, mejor. Como en una empresa eficiente, que trabaja con el gasto exacto de insumos y trabajadores.

Y si entiende que una buena bicicleta ayuda mucho, en la medida que el ciclista esté entrenado y en buena condición física. De lo contrario, no funciona. Como en las empresas, donde las mejores computadoras o maquinas más avanzadas no sirven si los gerentes no están capacitados para usarlas.

Adicionalmente, todos saben que es mejor ir en un grupo grande que solo, pues seguir al más rápido y no perder al pelotón hace que se exijan mucho más. Como en los negocios, donde la competencia molesta, pero no tenerla malacostumbra y enmohece.

Además, tanto para manejar bicicleta, como para dirigir una empresa, cuando más despacio se va se necesita pedalear más. Si el camino es de bajada y la demanda es grande, uno puede reposar un poco. 
Pero si la velocidad declina, se necesita pedalear más fuerte y dirigir con más energía.

Y a pesar de la gran fatiga, los calambres y los moretones, el siguiente fin de semana todos vuelven a sus bicicletas buscando nuevos caminos.

Quizás lo hacen por la misma razón que los gerentes, que cada lunes se esfuerzan en hacer que las dos ruedas fundamentales de sus empresas: la producción y la comercialización, la hagan avanzar más lejos, más rápido y sin caerse.

Pensándolo bien, quizás sea bueno para el país que más gente, incluyendo a las autoridades, practique este deporte, que además de ser sano, es barato. (Rolando Arellano)  



jueves, 9 de marzo de 2017

Tiempos de cambio


La mujer de hoy ya no solo busca ser madre y esposa. Ahora quiere poner el hombro para sacar adelante a su familia.

En la década del 70, 3 de cada 10 mujeres trabaja. En los 90 la cifra subió a 5 de cada 10. Actualmente el 79% de las peruanas en edad de trabajar lo hace. Ese cambio ha tenido un impacto positivo en el país a nivel económico, social y político.

Giovanna di Laura, coordinadora del Centro Mujer de Centrum Católica, señala que el mayor acceso a la educación fue determinante para que hoy tengamos más mujeres trabajando y con mejor salario, que hace 25 años.

Otros factores que también abonaron a este nuevo escenario, fueron los cambios sociales y la llegada de la tecnología.

“Cuando una mujer tiene más educación cambia su percepción e ideales. Hoy busca tener presencia en otras áreas. Una mayor equidad en el país, ha permitido que accedan al servicio militar. Que su rol doméstico haya saltado al ámbito público, con una mayor promoción para que ingresen en política”, refiere Di Laura.

En los negocios
Hasta el 2015, las mujeres representaban el 43,8% del total de trabajadores peruanos. Si bien esto representa un salto de más del 10% en relación a los últimos 20 años, todavía existe una brecha salarial con relación a los hombres.

Según la Encuesta de Uso del Tiempo, las peruanas pasan 76 horas a la semana en actividades remuneradas y labores domésticas no remuneradas, en relación a las 66 horas de trabajo de los hombres. Esas 10 horas extras incluyen labores ligadas a la carga familiar, como el cuidado de hijos, de familiares enfermos o del hogar.

Para enfrentar esta situación muchos países, como Noruega, han optado por políticas que promueven la participación masculina en la carga de la vida familiar.

En puestos directivos el margen ocupado por mujeres apenas llega al 4% en el país, lo que nos pone muy por detrás de la tendencia mundial.

Sin embargo, señala Di Laura, una razón para ser optimistas es que en el caso peruano la disparidad registrada en los directorios puede ser temporal, ya que la mayor parte de la fuerza laboral femenina es relativamente joven y se halla en mandos medios. Su avance de gerencias a situaciones de directorios seguirá un ciclo natural.

A pesar de los avances logrados por la mujer con relación a décadas pasadas, aún hay brechas por cerrar. La actitud con que enfrentemos los siguientes retos será determinante. (C.M.)





Cálculo renal, dolor intenso




Aparece de manera súbita, y puede originar infección urinaria.

La litiasis renal, llamado también cálculo renal, es una de las enfermedades urológicas más temidas por el ser humano debido al dolor intenso que provoca, y que ha llevado a más de uno a desmayarse.  
Las causas que originan esta enfermedad están asociadas a la obesidad, hipertensión arterial, diabetes mellitus, etc.

Según el nefrólogo Enrique Pérez, de la Clínica San Felipe, la presencia de cálculos renales actualmente está considerado como un factor de riesgo cardiovascular, puesto que su presencia pronostica un infarto al corazón o derrame cerebral en los próximos años, por eso es importante la corrección inmediata de los factores que facilitaron su aparición.

Los cálculos renales se desarrollan por la ingesta de calcio, ácido úrico, exceso de azúcar, sal, etc., que al no poder ser filtrados por el riñón, debido a la poca cantidad de agua que la persona bebe, terminan obstruyendo el paso de la orina, lo que generalmente deriva una infección urinaria por la presencia de bacterias.

Los síntomas de los cálculos renales muchas veces confunde a la persona, quien cree que el dolor intenso que siente en el bajo vientre tiene que ver con una apendicitis o peritonitis.

El doctor Pérez Pozo dice que esa confusión se produce porque el dolor característico de los cálculos renales, cuyo origen se localiza en la zona lumbar posterior, suele irradiarse hacia adelante.

Esta enfermedad, además del dolor intenso y repentino, se caracteriza por presentar ardor al orinar, producto de la presencia de sangre; orine con mal olor, fiebre, y micción frecuente. En algunos casos, sensación de vómitos.

Si presentas, uno o varios de estos síntomas, es probable que estés frente a un cuadro de cálculo renal. 

Sin embargo, para estar seguro, deberás someterte a una radiografía o urografía para determinar el tamaño y la ubicación del cálculo (‘piedra’).

Tratamiento
Si los cálculos renales tienen menos de un centímetro, el doctor Luis Rubio, del instituto Carrión, recomienda eliminarlos a través de ejercicios, bebiendo chancapiedra, agua de piña, agua de papa, y más de dos litros de agua al día.

En cambio, agrega, si los cálculos renales son mayores a un centímetro, deberá usarse la litotricia, que es un equipo de ultrasonido cuyas ondas de baja intensidad no solo destruyen los cálculos renales en el riñón, sino también las que se encuentran en la vejiga y el uréter (conducto que lleva la orina de los riñones a la vejiga), que luego son expulsados del cuerpo al momento de miccionar.

Según el doctor Rubio, a diferencia de una cirugía convencional que requiere de un largo reposo post operatorio, la litotricia es un procedimiento quirúrgico ambulatorio, donde luego de un breve descanso, el paciente puede retomar sus actividades con normalidad. (Redacción)

NOTA
La intensidad del dolor está relacionado con el tamaño y la ubicación del cálculo renal.

 “Una mala alimentación me causó esta enfermedad”

Demasiada sal en las comidas y exceso de azúcar en los refrescos y dulces, llevaron a Jovita Sandoval a sufrir de cálculos renales.

Con 40 años empezó a sentir pequeñas molestias que prestó recién atención cinco años después.
Luego de acudir a una clínica, le diagnosticaron tres ‘piedras’ en el riñón izquierdo, una de un centímetro y dos de medio centímetro.

Para curarse, le recomendaron una dieta estricta y tomar algunos medicamentos.


En esas circunstancias, conoce la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo, donde luego de aprender a usar su fe, logró curarse de los cálculos renales.

¿Quieres ser rico, y no fallar en el intento?


En la siguiente nota, te decimos qué hacer.

Juan Rodríguez es un economista admirado por su jefe y colegas de trabajo. En el poco tiempo que viene laborando en una empresa de seguros, ha cerrado importes contratos. Por esa razón, se siente agradecido con sus nuevos compañeros.

Sin embargo, en el fondo, Juan no se siente muy feliz. A pesar de estar ganando más dinero que en su anterior trabaja, no logra cancelar sus deudas. Es más, está a punto de quebrar.

Tener dinero en algunos casos, es un problema tan grande como no tenerlo.

Robert Kiyosaki, autor del libro Padre Rico Padre Pobre, dice que el mundo está dividido en dos grupos: el primero, que trabaja duro para ganarse la vida; y el segundo, el que gana dinero sin esfuerzo alguno. En ambos casos, ninguno tiene un final feliz.

Desde tiempos remotos siempre hemos escuchado que para ganar algo hay que trabajar mucho. Y eso es cierto. El detalle es que queremos ser ricos caminando por un sendero equivocado.

El sistema nos dice que si queremos ser rico primero hay que ir a la universidad para conseguir un buen trabajo. Luego de alcanzar la seguridad laboral, procurar la comodidad. Y por último, optar por ser ricos.

El problema con este sistema, es que cuando comenzamos a ganar dinero adquirimos pasivos (casa, carro, etc.) en vez de invertir en activos.

Siguiendo este camino, el boxeador Mike Tyson tuvo que vender todo su patrimonio, valorizado en 300 millones de dólares, ante la amenaza de la bancarrota. Y así como él, otros famosos pasaron por historias similares.

Esto demuestra, que tener más dinero no te hace rico. Lo que te hace rico, es tener más activos en tus bolsillos que pasivos. ¿Cómo conseguir eso? Según Kiyosaki, dándole la vuelta al sistema; es decir, invertir primero para ser rico; luego, para estar cómodo; y finalmente, para estar seguro.

Muchos dirán que invertir es riesgoso, a lo que Kiyosaki responde: “claro qué es riesgoso. Pero desconocer lo que estamos haciendo por falta de una educación financiera, hace que la inversión sea 100% riesgosa. Por eso aconseja, citando a su Padre Rico, invertir en un plan personal, que responda que si hago esto y me sale mal, cómo reacciono; y si me sale bien, qué hago”.

Según Kiyosaki, el sistema educativo que impera en el mundo merma nuestra creatividad; porque nos enseña que el error debe ser penalizado, y por eso debemos ser castigados.


Para tener más millonarios y menos pobres hay que cambiar el sistema. Solo así no tendremos historias de fracasos, como la de Mike Tyson y Juan Rodríguez. (Redacción)