jueves, 2 de septiembre de 2010

Peste bubónica en La Libertad


Como un mal recuerdo de la Edad Media, la bacteria Yersinia pestis reapareció nuevamente en el Perú.
El brote, confirmado por el propio ministro de Salud peruano, Oscar Ugarte, a la fecha ha cobrado una vida y alcanzó a una treintena de personas y un número indeterminado de perros, gatos y conejillos de Indias.
La diseminación de esta enfermedad se debería, según el ministro, a que las ratas por la ampliación de los cañaverales, previa a la cosecha de caña de azúcar, se han desplazado masivamente a la ciudad. Además, el almacenamiento descuidado de productos agrícolas facilitan la invasión de estos roedores y la propagación de pulgas infectadas a otros animales domésticos y a las personas.
Ugarte Ubillúz explicó ante un Grupo de Trabajo de la Comisión de Salud, que en 1994 se dio el último brote de peste en el norte del país. Ese año se registraron 1,104 casos y 35 fallecidos.
Según las últimas cifras, en la provincia de Ascope se reportaron brotes de peste en setiembre del 2009 en Casa Grande, mientras que en lo que va del año, se registraron casos en los distritos de Chicama, Chocope y Santiago de Cao.
En la reunión de trabajo, el parlamentario Walter Menchola (UN) indicó que el rebrote de la peste negra ha circulado a nivel internacional, teniendo un impacto negativo en el país. Lamentó que el país exista un estado de salud deplorable y propuso que se enfrente este grave problema mediante la vigilancia epidemiológica. Asimismo, solicitó al ministro las cifras oficiales de salud del país.
Por su parte, el congresista José Macedo (PAP) sostuvo que, al parecer, en este caso no hubo una cultura de prevención.
Mientras tanto, Daniel Robles (PAP) dijo que la respuesta del MINSA ha sido importante para detener el rebrote de esta pandemia, aunque señaló que esa cartera ministerial debería conformar una comisión encargada de investigar desde cuándo se iniciaron estos casos y hallar responsables.
Indicó que es de necesidad contar con insumos médicos para realizar un diagnóstico preciso y que mediante una resolución de emergencia se podría gestionar la compra de un analizador bioquímico, entre otros instrumentos de laboratorio. El congresista Rafael Vásquez (GPN) indicó que este sector debe contar con un presupuesto destinado a ver estos casos y que hay que sumar esfuerzos para descartar este mal lo más pronto posible.
Devastadora pandemia
La peste negra o bubónica fue una devastadora pandemia que asoló Europa en el siglo XIV y que causó la muerte de un 30 a un 60% de la población del continente europeo, reduciendo la población mundial estimada desde 450 millones hasta 350 ó 375 millones en el año 1400. La mayor parte de los científicos cree que la peste negra fue un brote de peste bubónica, una terrible enfermedad que se ha extendido en forma de epidemia varias veces a lo largo de la historia.
La peste es causada por la bacteria Yersinia pestis que se contagia por las pulgas con la ayuda de la rata negra (Rattus rattus), que hoy conocemos como rata de campo.