miércoles, 8 de septiembre de 2010

Mario Vargas Llosa y El Sueño Celta


Cuatro años después de "Travesuras de la niña mala", el escritor Mario Vargas Llosa vuelve a las librerías el próximo 3 de noviembre con su nueva novela, "El sueño del celta", basada en la vida del irlandés Roger Casement, cónsul británico en el Congo belga a principios del siglo XX y amigo de Joseph Conrad.
El Sueño Celta es una novela basada en la vida del irlandés Roger Casement, cónsul británico en el Congo belga a principios del siglo XX y amigo del escritor británico Joseph Conrad.
La obra narra la peripecia vital de este personaje que tuvo "un vida muy aventurera y realmente novelesca", en palabras del propio Vargas Llosa, que ha dedicado tres años a reconstruir la biografía de este defensor de los derechos humanos y diplomático británico que acabó militando activamente en la causa del nacionalismo irlandés.
"No me acuerdo cuándo descubrí a este personaje, pero sí que fue al leer una biografía de Joseph Conrad. Al principio me despertó la curiosidad, sobre todo porque supe que había estado en la Amazonía, en el Perú amazónico. Empecé a buscar material sobre él y antes de darme cuenta ya me había atrapado", explica el autor peruano.
Roger Casement (1864-1916) fue cónsul británico en el Congo belga y dedicó dos décadas de su vida a denunciar las atrocidades del régimen de Leopoldo II en el país africano.
Tras su actuación en el Congo, el gobierno británico le encomendó investigar la situación de los indígenas que trabajaban en la extracción del caucho en la Amazonía, en la región del Putumayo, zona fronteriza entre Colombia y Perú, y fruto de este trabajo escribió dos informes sobrecogedores donde detallaba los abusos contra los indígenas.
Además, Roger Casement viajó con Conrad por el río Congo y fue, en palabras de Vargas Llosa, quien le abrió los ojos al autor de "El corazón de las tinieblas" sobre lo que realmente ocurría allí, "cuando el Congo era propiedad privada de Leopoldo II".
Mario Vargas es uno de los mejores exponentes de la literatura peruana de los últimos años.
Vargas Llosa subió a la fama en la década de 1960 con novelas como
La ciudad y los perros (1963), La casa verde (1965), y la monumental Conversación en La Catedral (1969). Aún continúa escribiendo prolíficamente en una serie de géneros literarios, incluyendo crítica literaria y periodismo. Entre sus novelas se cuentan comedias, novelas policiacas, novelas históricas y políticas. Varias de ellas, como Pantaleón y las visitadoras (1973) y La tía Julia y el escribidor (1977), y la Fiesta del Chivo (2000) han sido adaptadas y llevadas al cine.
Muchas de las obras de Vargas Llosa están influidas por la percepción que tiene el escritor de la sociedad peruana y por sus propias experiencias como peruano. Sin embargo, de forma creciente ha expandido su repertorio y tratado temas que son de otras partes del mundo. No obstante, Mario Vargas Llosa ha residido en Europa (España, Inglaterra y Francia) la mayor parte de su tiempo desde 1958, en el inicio de su carrera literaria, recibiendo la nacionalidad española en julio de 1993, de modo que en su obra se percibe también una fuerte influencia europea.
Al igual que otros autores latinoamericanos, Vargas Llosa ha sido políticamente activo a lo largo de su carrera. Fue candidato a la presidencia del Perú en 1990 por el partido de centro-derecha
Frente Democrático (FREDEMO).
A lo largo de su carrera, Mario Vargas Llosa ha recibido innumerables premios y distinciones. Cabe destacar sobre todo dos de los máximos galardones que se conceden en el ámbito de las letras hispánicas: el
Premio Rómulo Gallegos (en 1967, por su novela La casa verde) y, sobre todo, el Premio Cervantes (1994). Otros destacados premios en su haber son el Premio Nacional de Novela del Perú (en 1967, por La casa verde), el Premio Príncipe de Asturias de las Letras (España) (1986) y el Premio de la Paz de los Libreros de Alemania, otorgado en la Feria del Libro de Fráncfort (1997). En 1993 le fue concedido el Premio Planeta por su novela Lituma en los Andes. Un gran relieve en su carrera literaria tuvo el Premio Biblioteca Breve, que se le otorgó por La ciudad y los perros, en 1963, y marcó el inicio de su exitosa carrera literaria internacional.
Es miembro de la
Academia Peruana de la Lengua desde 1977, y de la Real Academia Española desde 1994. Cuenta con varios doctorados honoris causa por universidades de Europa, América y Asia; pueden citarse los concedidos por las universidades de Yale (1994), Ben Gurión Ber-Sheeva de Israel (1998), Harvard (1999), Universidad de San Marcos de Lima (2001), Oxford (2003), Europea de Madrid (2005), La Sorbona (2005), Universidad de La Rioja y Universidad de Málaga (2007), Universidad de Alicante (2008) por la Universidad Simón Bolívar Caracas, Venezuela y la Pontificia Universidad Católica del Perú el 8 y el 12 de diciembre de 2008, el 24 de junio de 2009 por la Universidad de Granada y, por último, el 5 de mayo de 2010 por la UCLM (Universidad de Castilla la-Mancha)(España).