miércoles, 8 de septiembre de 2010

“Lo único positivo en estos últimos años ha sido el juzgamiento a Fujimori”


El director de la Asociación pro Derechos Humanos (Aprodeh), Francisco Soberón, conversó con El Universal sobre los siete años de la entrega del informe final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR). Mostró su impresión sobre la actuación del Estado en relación con los Derechos Humanos, lo positivo de las sentencias a Fujimori, la incapacidad de seguir las recomendaciones de la CVR y sobre los decretos legislativos que ha publicado recientemente el Ejecutivo


- ¿Cómo ve el panorama del gobierno con respecto a los Derechos Humanos, especialmente ahora que se ha cumplido los siete años de entrega del informe final de la CVR?
- En el ámbito de la justica el gobierno ha sido un obstáculo permanentemente.
Lo único que ha sido positivo en estos años ha sido el juzgamiento al grupo Colina, Fujimori, Salazar Monroe donde ya ha habido algunas condenas firmes por responsabilidades de crímenes de lesa humanidad. Rescato estos casos del Poder Judicial que tiene toda potestad en los juzgamientos de los casos mencionados.
- Sobre las recomendaciones de la CVR, entre las cuales se encuentra realizar una reforma educativa seria y otros aspectos que contempla en informe, ¿me podría señalar si se está cumpliendo o no?
- Muchas no han sido cumplidas todavía. En el caso de la reforma de justicia aún deja mucho que desear; ha habido acciones ejemplares en algunos casos, pero todavía hay casos pendientes para aplicar sanción a los responsables. En lo que respecta a la justicia militar hay un sobredimensionamiento a los militares ya no solamente para encarar los hechos del pasado sino también delitos del presente. La justicia debe ser competente también cuando se trate de juzgar actuaciones de personal militar y policial.
En el ámbito educativo, los contenidos de la Comisión de la Verdad jamás fueron promovidos como reflexión para sacar lecciones del pasado, las recomendaciones no se han aplicado en el plan curricular adecuadamente, ojalá en algunas instancias regionales esto pueda ser desarrollado, pero no hay una voluntad clara del Ejecutivo de promover la educación, los principios y valores de los derechos humanos.
- ¿Lo mismo podríamos decir de las reparaciones económicas a favor de los deudos?
- Ciento cuarenta y seis mujeres que figuraban en el registro de víctimas de la violencia política y que debieron acceder a una reparación económica, han fallecido en los últimos años sin que el Estado haya hecho nada por resarcirlas.
- ¿Y este descuido?
- No solo falta voluntad política para consumar lo que manda la ley, falta también una política de Estado en materia de justicia, verdad, inclusión, reparación y en general, en derechos humanos, que permita al cabo de siete años de haberse entregado el Informe Final de la Comisión de la Verdad, ver al menos una luz en el camino