miércoles, 1 de septiembre de 2010

La solidaridad no tiene religión


El lunes 30 de agosto será una fecha que difícilmente los pobladores del Asentamiento Humano Pachacutec, del distrito de Ventanilla, Callao, podrán olvidar. Y es que ese día después de mucho tiempo varias caritas cuarteadas por el fuerte frio que asola esa zona de la capital, pudieron llevar a sus hogares ropa de abrigo y frazadas.
La alegría indescriptible que reinó en dicho asentamiento llegó a las 10 de la mañana cuando la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo, a través de sus pastores y obreros llegaron con muchas donaciones.
A los pocos minutos cientos de niños, madres y ancianos de todos los rincones del AA HH Pachacutec formaron una larga lista. A medida que transcurrían los minutos, uno por uno fueron recibiendo su donación consistente en esta oportunidad de ropa de abrigo y frazadas.
Ese día todos los presentes también recibieron un ejemplar de su semanario El Universal, dónde las personas además de tener la ocasión de enterarse de los acontecimientos que suceden en el país y el mundo también podrán encontrar los locales que la Iglesia tiene a nivel nacional y que está abierta todos los días para quienes requieren de la palabra de Dios para encontrar la solución a los diversos problemas que afrontan.
La labor social llevada por la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo fue bien agradecida por toda esta gente que según el Sistema Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú – Senamhi- es la que soporta las más bajas temperaturas de la capital.
La Comunidad Cristiana del Espíritu Santo agradece a todas las personas de buen corazón que hicieron posible gracias a sus donaciones llevar apoyo a todas estas familias.
Usted que desea ayudar a todas estas personas del Asentamiento Humano Pachacutec y a otras que están padeciendo del fuerte frío, pueden comunicarse a los teléfonos 3308615, 3398630 o traer sus donaciones a la avenida Venezuela 681, Breña, ya que la Comunidad Cristiana seguirá llevando ayuda a todos aquellos que lo necesitan en las próximas semanas.