miércoles, 15 de septiembre de 2010

La agricultura debe beneficiar a la población, no a un grupúsculo de empresarios


El doctor Sacha Barrio, especializado en medicina tradicional china, sostiene que la llegada de alimentos transgénicos al Perú es absurdo debido a nuestra biodiversidad y ecosistema


- El decano del Colegio de Biólogos del Perú, Ernesto Bustamante, ha sostenido que los cultivos transgénicos pueden coexistir con los orgánicos además de reducir la pobreza alimentaria del país. ¿Qué opinión tiene usted al respecto?
- Es compatible que coexistan la agricultura comercial y la agricultura orgánica, más no la agricultura orgánica con los productos transgénico. Negarle la certificación orgánica al agricultor es privarle de un creciente mercado, además de la plusvalía de precio de venta.
Vale la pena preguntarse qué lógica tiene que un país con un escaso territorio de tierras cultivables, menos del 6%, incursione en un terreno de negocios que es ajeno a las potencialidades económicas y agrícolas del país. La gallina de huevos de oro del Perú está en su biodiversidad, de semillas y además de diversidad meteorológica, y de ecosistemas. De allí sale la gastronomía, el turismo, y las exportaciones de productos orgánicos.
- ¿Hay alguna investigación científica que demuestra que hay repercusiones negativas en la salud por el tema de los transgénicos?

- Son innumerables las investigaciones en diversas universidades de EE.UU, Europa y Japón. Pueden ver el Libro The Genetic Roullete (La ruleta de la genética), de Jefrey Smith, donde están compiladas numerosas investigaciones. Por citar un ejemplo, solo se pueden obtener tres generaciones de ratas alimentadas con soya transgénica, las camadas progresivamente pierden vitalidad y nacen finalmente infértiles. El hombre recién comenzó a consumir transgénicos a partir de 1997 ¿qué sucederá con las generaciones venideras? Aún no lo sabemos.
- ¿Qué organismo asegura que los transgénicos son tóxicos para el consumo?
- Muchas personas razonan que el alimento transgénico ha sido examinado en cuanto a su seguridad alimentaria. Cuando la realidad es que la Administración de Alimentos y Drogas (FDA por sus siglas en inglés), ha declarado que ellos no tienen ni el tiempo, ni los recursos, ni los equipos, ni los científicos necesarios para determinarlo. Han delegado este oficio al Departamento de Agricultura de Estados Unidos, quienes por su parte, tienen una política de subsidio a diversos granos transgénicos como la soya y el maíz. Es decir la evaluación de la seguridad de esta semilla reside en las mismas corporaciones que las crean.
- En vista que el Perú es fuente de biodiversidad, ¿es necesario que productos transgénicos ingresen al país?

- Más que necesario diría que es algo absurdo.
- Se dice que ya existen algunos productos transgénicos en el país, ¿Se puede afirmar cuáles son? Por último, ¿Cuáles son sus recomendaciones?

- La soya se estima que es transgénica en un 70 a 80%, muchas marcas de maicena son también de procedencia transgénica, así como gran parte del alimento balanceado animal.
Mi recomendación es adoptar una agricultura que primero beneficie al grueso de la población, a toda una Nación y no solo a un grupúsculo de empresarios. Una agricultura que nos de ingresos económicos, salud, seguridad, y por último que nos deleite en sabores.