miércoles, 22 de septiembre de 2010

La automedicación nace como producto de la dificultad de no tener acceso a la salud


Para el Químico Farmacéutico de la Digemid (Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas), Aldo Álvarez Risco, la automedicación en el Perú nace como consecuencia de las constantes dificultades que tiene la población para acceder a la salud


Para nadie es un secreto que en la mayoría de las farmacias de los hospitales se carece de muchas de las medicinas que te receta el médico, y si los hay cuestan casi lo mismo que venden en la calle”, sostiene el funcionario de la Digemid.
Álvarez dice que esta situación ha hecho que muchas personas opten por ir a una botica o farmacia, con el riesgo que ello implica
Por ejemplo, manifestó el peligro que constituyen los tónicos vitamínicos ya que muchos de estos medicamentos contienen ginseng, un compuesto no recomendado por especialistas, porque según estudios puede llegar incluso a causar la muerte a personas que sufren hipertensión y problemas cardiacos, pues generaría un alza súbita de la presión arterial que se puede derivar en un derrame cerebral.
Por su parte, el doctor Manuel Escalante, coordinador de la Estrategia Sanitaria de Salud Mental del MINSA, señala también que el uso de somníferos y tranquilizantes sin indicación médica es peligroso. “Estos fármacos pueden causar lesiones cerebrales severas e, incluso, provocar la muerte por sobredosis”.
Por ese motivo, invocó a la población evitar la automedicación o dejarse llevar por recomendación de amistades, pues los fármacos tienen que ser prescritos por un especialista y para un tratamiento específico.
La automedicación de antibióticos (de gran valor sanitario para el tratamiento de enfermedades infecciosas causadas por bacterias) es otro gran problema. Su uso indiscriminado está ocasionando resistencia bacteriana.
La doctora Susana Vásquez, jefe del equipo de Uso Racional de Medicamentos, de la Digemid, explica que la resistencia microbiana disminuye la eficacia de los antibióticos, y al perder su efecto terapéutico, una enfermedad puede agudizarse y no responder a los tratamientos establecidos, lo que lleva a la necesidad de recurrir a una terapia alternativa que generalmente incluye medicamentos de segunda o tercera línea, con un incremento significativo de los costos
Vacios
Aldo Álvarez de la Digemid señala que en el Perú existen muchos vacios en la ley, por eso a pesar de los diversos operativos que se realizan de alguna manera u otra siempre los malos farmacéuticos le sacan la vuelta a la normatividad para vender sin receta médica.En otro punto de la entrevista nos da a conocer que el estado a través del SIS (Sistema Integral de Salud), esta brindando una ayuda significativa con respecto a la adquisición de medicamentos para las personas de escasos recursos, sin embargo reconoce que no se ha hecho una eficiente campaña de difusión de la misma. “Muchas personas en el Perú ignoran de este proyecto que podría aliviar en gran parte la automedicación”, sostiene