miércoles, 29 de septiembre de 2010

Mitos y verdades que existen sobre los alimentos que engordan


Que fumar nos mantiene más delgadas, que no podemos comer fruta antes de la comida, que el plátano y las bebidas gaseosas engordan, son algunos de los mitos que rodean la alimentación. ¿Qué tan cierto hay en ellos?


Para comenzar hay que tener claro qué es el exceso de energía ingerida la que se acumula como depósito: ese exceso es la grasa corporal.
Se puede decir entonces que los alimentos que nos hacen subir de peso son aquellos que contienen más calorías. Por lo tanto, si son los que predominan en la dieta, aumenta la probabilidad de que la ingesta sea mayor que el gasto.
Es desde esta visión que se podrían etiquetar algunos alimentos como "engordadores".
El pan y la cerveza engordan
Falso: A pesar de que el pan tiene aprox. 270KCals/100g, solo engorda si se consumen más de dos unidades por día. La cerveza tiene dos componentes que aportan energía: glucosa y alcohol, y dado que nadie toma un vaso solamente, finalmente engorda.
Los anticonceptivos engordan
Falso: No engordan. Inducen un aumento del agua corporal del orden de los 2 a 3 kilos al inicio del tratamiento, que se pierden disminuyendo la cantidad de sal que se consume.
El plátano engorda
Verdadero: Se podría decir que sí porque su composición es más parecida a los cereales (arroz, fideos, papas) que al resto de las frutas.
Si el agua se toma durante la comida
Falso: El agua no engorda, tiene 0 KCals.
El huevo frito es un plato prohibido
Falso: Cuando forma parte de una comida (puré con huevo frito), es un alimento sano. Pero comerlo en exceso y creer que 4 huevos fritos son inofensivos, es un gran error.
El gas de los refrescos
Falso: No. El gas como entra sale. Es una exageración y un desconocimiento decir que el gas engorda. Lo que nos hace ganar peso es el azúcar de las bebidas.
Aceitunas y frutos secos no son buenos para una dieta
Falso: Estos alimentos deben necesariamente formar parte de una dieta saludable.
Los suplementos de vitaminas y minerales
Falso: No engordan. Los nutrientes de éstos no aportan calorías. Sin embargo, una fuerte dosis puede producir gastritis y por ese mecanismo, aumentar el consumo de alimentos.
Si dejo de fumar
Verdadero: A menudo es correcto. Los niveles de nicotina circulantes operan como un ansiolítico, luego cuando se retira aparece lo que se llama el Síndrome de Deprivación y el ansiolítico antiguo se sustituye por uno nuevo, que frecuentemente es la comida.