martes, 2 de agosto de 2016

Pilar Jáuregui: “No hay que darse por vencido”


Joven deportista de 28 años demuestra al mundo que estar en una silla de ruedas no es ningún impedimento para luchar por sus sueños.

— La luxación congénita de cadera que sufres fue de nacimiento o producto de un accidente?
— En realidad yo nací con ese problema, sin embargo hasta los 10 años no tuve problemas para movilizarme, razón por el cual pude dedicarme al deporte. Sin embargo, poco antes de cumplir los 11 años comencé a sentir un poco de dolor.

— ¿Cuándo fuiste al médico?
 — A los 14 años, cuando los dolores se hicieron insoportables. A esa edad me entero que sufría de luxación congénita de cadera bilateral. Tuve que someterme a una cirugía.

Luego de la operación, ¿continuaste con el deporte?
— Disminuí el ritmo hasta los 18 años cuando dejé de caminar.

¿Y qué pasó, entonces?
— Me deprimí y comencé a engordar. Llegué a pesar 96 kilos.

— ¿Se cayó el mundo?
— Fue muy duro porque dejé lo que más me gustaba, el deporte.

¿A qué te dedicaste?
— Con 19 años empecé a estudiar diseño de moda. Mi vida era el estudio y la casa.

¿Cuándo decidiste salir de esa vida monótona?
— A los 23 años conocí a un chico que me dijo que si me gustaba tanto el deporte porque no practicaba el deporte adaptado.

[El deporte adaptado es un tipo de actividad física reglamentada que intenta hacer posible la práctica deportiva a personas que tienen alguna discapacidad]

¿Esa decisión cambio tu vida?
— Totalmente. Volver a ser lo que desde pequeña siempre me gustó, me llenó de alegría.

— ¿Qué disciplina elegiste?
— Comencé con tenis de silla de ruedas, luego pasé al básquet. Hoy practico también natación, maratón y bádminton.

Caray, eres multifacética
— [Ríe] En el caso del básquet entré para ganar movilidad y así desempeñarme mejor en el tenis de silla de ruedas.

— Desde que comenzaste a practicar los deportes de competición, ¿qué logros has logrado?
— Los más destacables fueron los títulos de singles y dobles en tenis de silla de ruedas en Ecuador en 2013, y la de dobles el año pasado en Chile.

En básquet rescato el tercer lugar en el Sudamericano de Colombia, y en bádminton la medalla de oro que gané y me permitió clasificar a los Parapanamericanos de esta disciplina a realizarse en Colombia en diciembre de este año.

— ¿Qué mensaje darías a las personas que como tu sufren de alguna discapacidad?
— Que hagan lo que más les gusta. Que no se den por vencidos. En mi caso, el deporte me ayudó a conocer gente linda, además de permitirme dar triunfos para nuestro país. (C.M.)