miércoles, 18 de octubre de 2017

¿Por qué los valores vienen cambiando?


En el pasado eran comunes la solidaridad, el respeto y la confianza. En Moisés y Los Diez Mandamientos encontramos varios ejemplos. Sin embargo, en la actualidad esos valores y otros casi han desaparecido. Lorena Pastor, psicóloga psicoterapeuta de Psicotrec, nos explica las razones.


Jocabed (Samara Felippo). Por temor que los hebreos se multiplicaran en Egipto, el faraon Seti I decretó la muerte de todos los niños de ese pueblo. El esposo de Jocabed salió a defender a su hijo, pero fue herido y huyó. Sola, Jocabed decidió colocar a su recién nacido en un cesto en el río Nilo. La hija del faraon lo rescató y lo llamó Moisés. Para cuidar al niño, Jocabed fue contratadada como cuidadora. Durante dos años amamantó a Moisés, pero sin descuidar a sus otros dos hijos.

El valor de la vida y el cuidado de los hijos han perdido importancia, porque hoy ante la adversidad muchas prefieren abortar. Asimismo, existen padres que piensan que dándoles cosas materiales a sus hijos ya forjaron en ellos carácter y valores, sin embargo, en el futuro les provocarán frustación”.

Henutmire (Mel Lisboa). La hija de Faraón a pesar de crecer en medio del egoísmo y solo para pensar en su bienestar y de su familia, nunca dejó llevarse por estas influencias. Se mantuvo solidaria y cariñosa, mostrando virtudes en cada experiencia que atravesaba. Mujer de buen corazón, sufre el dolor de la traición, confía en su dama de confianza, que se convierte en su mejor amiga, pero no sabe que ella la odia.

La empatía se viene perdiendo debido a que nuestra cultura promueve el individualismo. Hoy, cada vez es más dificil  perdonar, somos más críticos y rigidos con los demás”.

Zipora (Giselle Itié). La mayor de siete hermanas asumió la responsabilidad de su familia desde muy niña, por lo que maduró de manera precoz. Pasó muchas dificultades, por eso se volvió dura y desconfiada. Encontró los sentimientos más puros que estaban dentro de sí cuando se enamoró de Moisés.

“El concepto de familia se está perdiendo por la carencia de valores en la sociedad y el individualismo. Nos estamos acostumbrando a la inmediatez, no sabemos tolerar, y por eso las parejas ya no se toleran”.