jueves, 3 de noviembre de 2016

El cáncer de mama no discrimina edad


Afecta cada vez a mujeres jóvenes. Por no presentar síntomas, el 85% llega a los consultorios en estado avanzado. Al año se presentan 4.400 nuevos casos.

La vida de Balbina Villalba transcurría sin mayores sobresaltos. A sus 33 años, como la mayoría de su edad, tenía muchos planes. Sin embargo, todos esos sueños cambiaron cuando le diagnosticaron tres tumores en la mama derecha.

Al igual que Balbina, desde hace algunos años en el Perú cada vez hay más mujeres menores de 35 años con cáncer de mama. Según el doctor Mauricio León Rivera, oncólogo de la clínica Ricardo Palma y director médico del Centro Detector de Cáncer, el sobrepeso, el retraso de la maternidad y el uso de hormonas se han constituido en los principales responsables de la aparición temprana de esta patología, que antes recién aparecía después de los 45 años, con el inicio de la menopausia.

A pesar del aumento de cáncer de mama en las jóvenes, aún el 75% de los casos diagnosticados corresponden a mujeres mayores de 50 años.

Otros factores de riesgo que promueven la aparición de esta enfermedad, son el consumo de alcohol y cigarro, la edad, el sedentarismo, los antecedentes familiares y las mutaciones genéticas.

El cáncer de mama, como la mayoría de otras patologías similares, no presenta síntoma en sus estadios iniciales; por tanto, puede pasar hasta tres años para que recién el tumor sea palpable. Por esta razón, el 85% de los casos de cáncer de mama es detectado en fases avanzadas.

El tratamiento para combatir esta enfermedad incluye quimioterapias y radioterapias. En ambos casos los efectos secundarios son devastadores. La persona comienza a perder el cabello, a tener náuseas, diarreas e inapetencia. En el caso de la señora Balbina, a ella le recomendaron 23 quimioterapias, pero solo pudo realizar 4.

Afecta la autoestima
A diferencia de otros tipos de cáncer, en el cáncer de mama el seno cobra importancia en la sexualidad y atractivo físico de la mujer. De ahí que una cicatriz, o, en el peor de la casos, una mutilación, podría llegar a tener una interpretación psicológica de tal magnitud que afecte su autoestima al ser incomprendida por su entorno social y afectivo, incluso para el equipo médico que la trata.

No tener que vivir esta pesadilla depende de uno; por ello el doctor León Rivera recomienda estar atento a las diferentes señales de alerta, como la aparición de un bulto en la mama o en la axila, a la retracción (hundimiento) del pezón, a los cambios de tamaño de las mamas y a las irregularidades en el contorno.

En el Perú, cada año se presentan 4.400 nuevos casos de cáncer de mama. Los departamentos con el mayor número de pacientes son Lima, Callao y Arequipa debido al estilo de vida occidental de sus pobladores.

“A medida que las ciudades se occidentalizan, las personas se alimentan más con comida chatarra, tienen niveles altos de estrés, y son más sedentarias”, refiere el especialista.

Con el tiempo, los tumores de Balbina fueron creciendo. En esa etapa difícil de su vida conoció a la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo, en donde logró curarse luego de aprender a usar su fe.

Cambios de estilo
Para prevenir el cáncer de mama es importante mantener un estilo de vida sano. Ello significa, según el doctor Mauricio León, hacer ejercicios de manera regular, ingerir una dieta rica en pescado, menestras, verduras, frutas y frutos secos. Además de beber dos litros y medio de agua al día. (Redacción)

DESPISTAJE
Autoexamen de mama.- Todas las mujeres a partir de los 20 años, una semana después de  la menstruación.
Mamografía.- Realizarse desde los 40 años, sin embargo, si el paciente tiene antecedentes familiares, hacerlo a partir de los 35 años.
Ecografía Mamaria.- Diagnóstico por imágenes complementario que permita diferenciar lesiones quísticas y sólidas. Se recomienda a partir de los 40 años.