miércoles, 17 de septiembre de 2014

¿Volveremos a crecer económicamente?

La tasa de empleo en construcción civil disminuyó en varias ciudades del interior del país.


Muchos peruanos están preocupados por la situación económica del país. Sin embargo, el Gobierno dice que lo peor ya pasó.  

Luis Castilla dejó el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF)  luego de 38 meses en el cargo en un momento en que nuestro país busca recuperar el crecimiento económico que lo caracterizó en los últimos 10 años.
Si bien la desaceleración de la expansión del producto bruto interno no significa que estemos en camino a la recesión, ello no quiere decir que debamos confiarnos.
Según el nuevo titular de la cartera de Finanzas, Alonso Segura, lo peor de la desaceleración ya pasó, y que el crecimiento de julio-aunque pequeño-demuestra que pronto retomaremos la expansión que teníamos hasta diciembre del año pasado.
Segura sostuvo que dos factores son claves para asegurar que el PBI crezca a tasas del 6%. El primero, mejorar la capacidad de gasto del sector público; y el segundo, reactivar el sector empresarial y de la población.  ¿Mas será posible alcanzar dichos objetivos?
El economista Elmer Cuba, socio director de Marcoconsult, dice que por el poco tiempo que le queda al Gobierno le será muy difícil mejorar la capacidad del gasto público, ya que ello requeriría de algunas reformas que van a demorar. Lo único que podría hacer es emitir un bono a los jubilados para incentivar el gasto. “Tomando en cuenta que en 19 meses tendremos un nuevo presidente, es mejor que en el corto plazo el Gobierno trabaje más con los privados, y una buena señal que daría a ese sector sería flexibilizando el mercado laboral”, sostiene Cuba.
Jorge Guillen, docente de Esan, señala por su parte que mejorar el gasto estatal es lo ideal, lamentablemente eso no se hizo aunque algo podría hacerse el 2015, pero si la idea-agrega- es crecer cerca del 6% lo más conveniente para el Gobierno es apegarse a los empresarios, y para que ellos mejoren su inversión el Ejecutivo deberá impulsar algunas reformas, como más facilidades tributarias y eliminación de costos laborales.

A pesar de la fuerte contracción económica de este año, el país crecerá alrededor del 3%...

¿Qué provocó la desaceleración?
De acuerdo con el Oscar Dancourt, economista y profesor principal de la PUCP, el enfriamiento de nuestra economía fue provocado por razones externas, como la caída de los precios de nuestras materias primas y la menor demanda de los países consumidores de minerales como China, sin embargo sostiene que esta coyuntura internacional pudo controlarse a través de rápidas y sólidas decisiones en política económica, en sus tramos monetario y fiscal.   
Según Dancourt, esta falta de reacción a propósito de la desaceleración vía el PBI desestacionalizado (aquel que informa el desempeño de una serie de datos sin tomar en cuenta efectos puntuales o estacionales que avivan la demanda y consumo agregados en determinados períodos) que vino “avisando” del enfriamiento desde el 2013, tiene como responsables al BCR y al MEF que no avizoraron la desaceleración a tiempo.
Los tres economistas consultados sostuvieron que el país no puede seguir dependiendo de las materias primas, de ahí que sea necesario-agregan- que el Gobierno acelere el Plan Nacional de Diversificación Productiva que fue presentando el último mes de agosto, y que el próximo presidente que elijamos el 2016 se comprometa en continuarlo.
Sus consecuencias
La desaceleración económica acentuada en el primer semestre del año ha comenzado a pasar factura a varios sectores productivos, uno de ellos es el de construcción.  Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en julio este sector que es gran generador de empleos y que ha apoyado al crecimiento con tasas superiores a los dos dígitos tuvo un flojo desempeño, al caer un 6,02% por menos inversión. Esto originó que en ciudades como Lima, pero principalmente Cajamarca, Puerto Maldonado, Cerro de Pasco, Pucallpa, Áncash, haya habido una reducción significa de nuevos puestos de trabajo.
Otro sector afectado es el comercio. Al primer semestre del 2014, las ventas de diferentes productos muestran una contracción del 4%. El impacto estaría dado por la categoría de bebidas (-7%), alimentos (-2%) y cuidado del hogar (-2%).
No cabe duda que la desaceleración está mudando los hábitos de los consumidores, quienes desde el 2013 vienen pasando por un fenómeno de migración que va de presentaciones de mayor a menor precio (marcas blancas y ofertas en supermercados y moderación en la compra en el mercado tradicional). 
A pesar de la fuerte contracción económica de este año, el país crecerá alrededor del 3%, que de acuerdo con los especialistas será uno de los más altos de la región. (Redacción)

SABÍA
1.- Analistas del BCR de Chile vaticinan que el PBI de su país solo crecerá 2% este año. En tanto, en el gigante sudamericano, Brasil, se habla que su expansión económica apenas llegará al 1%.
2.- Los países de la región que tendrían mejores crecimientos este año son Colombia y Panamá.

Los peruanos vienen cambiando sus hábitos de compra.