jueves, 8 de junio de 2017

Empresas de startup son la novedad


Si tienes proyectos de visión global de desarrollo, aquí te decimos lo que debes tomar en cuenta.

Empezaremos definiendo lo que es una startup. Una startup sería una empresa de nueva creación que presenta unas posibilidades de crecimiento y, en ocasiones, un modelo de negocio escalonado.

Aunque el termino startup puede referirse a compañías de cualquier ámbito, normalmente suele utilizarse para aquellas que tienen un fuerte componente tecnológico y que están relacionadas con el Internet y las tecnologías de la información. “Por estas características las startups suelen diferenciarse de otras empresas jóvenes en sus posibilidades de crecimiento y necesidades de capital”, sostiene Jaime Novoa, en El Blog Salmón.

Las startup tienen asociadas unos costes de desarrollo menores que empresas de otros ámbitos. Esto hace, según Novoa, que su financiamiento sea inferior al de otros negocios, lo que facilita su crecimiento en el mediano y largo plazo.

A pesar de esta ventaja, siempre es posible fracasar. Gwendolyn Sánchez, coordinadora del Sistema de Incubación de Empresas (SIE) del Centro de Innovación y Desarrollo Emprendedor de la PUCP, dice que un error común al momento de iniciar un emprendimiento es desarrollar un proyecto que busque solucionar muchos problemas (a medias) en vez de enfocarse en una sola y resolverlo de la mejor forma posible.

Aprendiendo del error
Un estudio publicado en septiembre de 2012 por Shikhar Ghosh, y recogido en el Wall Street Journal, afirma que tres de cada cuatro startups financiadas por Venture Capital no consiguen devolver el dinero prestado. Y es que antes de consolidarse, todo emprendimiento pasa por momentos difíciles. 

Los primeros meses el balance suele arrojar negativo. Pero posteriormente, es positivo. “Cuando se supera esta fase, el startup se encuentra encaminado a su crecimiento exponencial”, sostiene la especialista.

Incubadora de sueños
Para las personas con proyectos de visión global de desarrollo, en el Perú cuentan con el SIE, donde sus integrantes, además de fijarse en la idea de negocio, también evalúan al emprendedor.
“No todos saben hacer empresa. En el SIE se les enseña a aprender y madurar como empresario”, dice Gwendolyn.  

Cita como ejemplo, a Baruva, cuya propuesta se basa en llevar cocteles de pisco a donde se solicite. Recuerda que ninguno de los socios tenía formación empresarial, pero luego aprendieron a organizar su empresa. Crearon un sistema de barras móviles para eventos y fueron invitados a participar en Mistura.


Las startups son innovadoras, por eso las empresas grandes se interesen por ellas. Ese fue el caso de Instagram, que fue comprada por Facebook por 1.000 millones de dólares. (Redacción)