jueves, 8 de junio de 2017

¿Quistes ováricos?


Si tienes más de 17 años, puedes sufrir de esta dolencia, que a veces es muy dolorosa, y requiere de cirugía.

Tienes ciclos menstruales irregulares, dolor en la parte baja del vientre, sensibilidad en los senos, problemas al orinar, cuidado, puedes estar sufriendo de quiste en lo ovarios.

El quiste ovárico suele aparecer en las jóvenes durante la edad fértil, y también en algunos casos durante y después de la menopausia.

Según el doctor Rony Hilario, ginecobstetra de la Clínica Procrear, existen varios tipos de quiste ovárico, siendo los más comunes los funcionales, que se forman durante la menstruación, como el quiste folicular; y los orgánicos, que no desaparecen con la regla, por lo que requieren, en muchos de los casos, cirugía.

Entre los quistes orgánicos más dolorosos, tenemos los endometriosis, conocidos también como quistes de chocolate, debido a su contenido oscuro y sanguinolento.

“La mujer con endometrioma suele tener además de dolor, fiebre blanda y malestar corporal”, refiere el galeno.

Tumores
Algunos quistes orgánicos suelen ser tumores. Ahí tenemos el quiste dermoide que se caracteriza por contener pedazos de pelo, piel, grasa e inclusive dientes. Y el quiste cistoadenoma, que puede presentarse en ambas paredes del ovario y que generalmente no desaparece con el tiempo.

De acuerdo con el especialista, el quiste dermoide suele superar fácilmente los 10 centímetros y se presenta en mujeres de entre 20 y 40 años. Mientras que el cistoadenoma puede alcanzar hasta 20 centímetros de diámetro.

Cáncer
Si bien la mayoría de los quistes son benignos, hay un 1% que está relacionado con cáncer. “A la fecha no sabemos las razones del por qué en algunos casos los quistes se vuelven malignos, aunque la ciencia sospecha que esa mutación se debe a un componente genético”, sostiene.

Tratamiento
En las mujeres jóvenes la mayoría de los quistes no requiere de cirugía, porque, según el doctor José Jerónimo, director de OncoPrev Internacional, causan pocos o ningún síntoma y desaparecen solas después de uno o dos meses.

“Una revaluación después de la ecografía transvaginal de ocho semanas se indica generalmente para que el médico evalúe si el quiste desapareció o aumentó de tamaño en ese intervalo”, sostiene.

En caso el quiste supere los cinco centímetros, los síntomas sean molestosos y presente una apariencia sospechosa en los exámenes de imagen, el doctor Jerónimo dice que la cirugía es una opción a tenerse en cuenta.

Los quistes en las mujeres mayores generalmente no desaparecen por sí solas. Sin embargo, esto no significa que deban ser extraídos por cirugía. “Si el quiste es pequeño, asintomático y claramente benigno, solo será necesario seguirlo con pruebas de imágenes”, afirma el especialista.

El doctor Rony Hilario dice, por su parte, que para optar por la cirugía deberá contarse con varias pruebas, porque se han visto casos donde la paciente pudo haberse curado sin necesidad de la operación.

“A la ecografía transvaginal deberán agregarse los estudios de flujo Doppler, la resonancia magnética, etc”, comenta. (Redacción)

SABÍA QUE…
El quiste ovárico es una bolsita con líquido que se forma en el ovario o alrededor de él.

PREVENCIÓN
El doctor Hilario recomienda a las mujeres mayores de 17 años a realizarse una vez al año un papanicolau y una colposcopía.  


“Viví un año con dolor”

Con 46 años Gloria Cervantes empezó a sentir molestias en la parte baja del vientre. Fue al Hospital de la Solidaridad de San Juan de Lurigancho, donde luego de realizarse una ecografía transvaginal le detectaron dos quistes en el ovario, uno de 26 mm, en el lado derecho; y otro de 21 mm, en el lado izquierdo.

“El doctor me dijo que debían operarme. Sufrí con la noticia por mis menores hijos”, cuenta.

Un día recibió una invitación para ir a la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo, donde luego de aprender a usar su fe logró sanarse.