viernes, 15 de septiembre de 2017

Que el trabajo no te estrese


Muchas personas no saben lidiar con este problema, que no solo afecta la productividad laboral sino también la salud.

A diferencia del pasado donde las exigencias laborales y profesionales no eran tantos, hoy los trabajadores estamos sometidos a diferentes presiones todos los días. Esta presión, que busca resultados inmediatos, ha desencadenado que haya cada vez más colaboradores estresados.

Según Lorena Pastor, psicóloga psicoterapeuta de Psicotrec, cuando una persona no sabe controlar el estrés laboral su productividad laboral baja, sus relaciones interpersonales se deterioran, y comienza a sufrir de dolencias (ver cuadro).

Tener estrés no es malo, ya que ayuda al cuerpo a defenderse en una situación de peligro, y también a motivarse para realizar tareas que interesan. Sin embargo, cuando el nivel del estrés se vuelve inmanejable, ahí empiezan los problemas.

Para lidiar con esta situación, la especialista recomienda dos formas. Una es modificando las creencias que nos están incomodando con pensamientos racionales, y la segunda aprendiendo técnicas que nos ayuden a controlar nuestras emociones. Entre esas técnicas, destacan la de relajación y respiración. Otro aspecto que ayuda es el deporte.

Hay dos tipos de estrés: agudo y crónico.

El estrés agudo tiene corta duración. Desaparece cuando las causas que lo motivan cesan. En cambio el estrés crónico dura meses, es degenerativo y agota a la persona. Para superarlo se requiere de ayuda profesional.

PROBLEMAS DE SALUD
Fatiga crónica
Dolor de cabeza
Alteración del sueño
Baja de peso
Gastritis
Dolor muscular
Disfunción eréctil
Ansiedad
Dificultad para respirar
Mareos

Fuentes: Minsa
                Lorena Pastor