viernes, 29 de septiembre de 2017

Retina: corazón del ojo


El desprendimiento de retina puede causar ceguera. Los mayores de 40 años y los que sufren de alta miopía están más expuestos.

Una de cada diez mil personas sufre de desprendimiento de retina al año. Un mal que afecta por igual a hombres y mujeres

Según el doctor Walter Benites Falconí, director gerente de OcuLaser, el principal factor de desprendimiento de retina es la alta miopía, que por presentar una serie de degeneraciones predispone más el desprendimiento. 

Otras causas son los tumores, inflamaciones severas, diabetes, los operados por cataratas y los golpes fuertes.

El desprendimiento de retina no es hereditario, sin embargo, advierte el doctor Benites Falconí, los hijos de padres con alta miopía que sufren de lo mismo, pueden hacer este mal.

Síntomas
Existen signos de alarma que alertan sobre el desprendimiento de retina. Tenemos los destellos luminosos de aparición súbita; presencia de manchas como moscas volantes que nos indican hemorragia originada por la rotura de un vaso retiniano; visión deformada de los objetos; defectos del campo visual donde el paciente refiere ver como un velo, telón o cortina negra; y los flashes que son más frecuentes con el movimiento del globo ocular.

“Cualquier persona que observe estos signos en sus ojos, debe acudir inmediatamente al especialista; no hacerlo, es exponerse a perder la vista”, afirma el oftalmólogo Walter Benites.

En niños
El desprendimiento de retina se presenta con mayor incidencia luego de los 40 años debido a que con la edad el gel vítreo que mantiene húmedo al ojo se licua; sin embargo, esto no significa que los más jóvenes, incluso los niños, lo sufran.

En los niños, dice el doctor Benites, el desprendimiento se presenta por la retinopatía de la prematuridad, que consiste en el desarrollo anormal de los vasos sanguíneos en la retina, que comienza en los primeros días de vida y puede progresar de manera rápida causando ceguera en cuestión de semanas.

Recomendaciones
Según el director gerente de OcuLaser, las personas que sufren de alta miopía no deben frotarse los ojos para evitar que la gelatina del vítreo se rasgue. Igualmente deben acudir al especialista aunque no presenten síntomas de desprendimiento de retina.

Para el resto, evitar los golpes de alto contacto y, si tiene más de 40 años, visitar al médico una vez al año. (Redacción)

TRATAMIENTO
Según el doctor Benites, si el diagnostico arroja desprendimiento parcial de retina, se procederá al uso del láser cuya efectividad es del 90%, aunque un 5 y 10% podrían requerir de nueva operación. En el desprendimiento total, la cirugía es la única vía.

Testimonio
“Una mañana desperté con mi ojo izquierdo nublado. Me asusté y fui al Maison de Santé y luego al INO. Me diagnosticaron desprendimiento de retina por estrés agudo. Para entonces tenía 30 años”

“El tiempo pasaba y no me curaba del todo. A los 38 años llegué a la CCEE, donde aprendí a usar mi fe y perseverar. Hoy, estoy recuperado”

Rafael Gutiérrez Valverde
Contador (48 años)

NOTA
La retina es una membrana nerviosa encargada de proyectar imágenes (señales eléctricas) al cerebro y de permitir ver los objetos a color.