jueves, 11 de diciembre de 2014

Consejos para cuidar la piel durante el verano


Al bajar el nivel de la capa de ozono, cada año los niveles de radiación UV que llegan a la tierra aumentan. Y la relación entre tomar demasiado sol y la posibilidad de desarrollar un cáncer de piel crece.

A pocos días de comenzar el verano, es necesario que usted tome nota de lo siguiente. Uno de cada tres cánceres detectados en el mundo es de piel, en ese sentido, una de las mayores causas de este mal es la alta exposición al sol de verano sin protector.
Por eso los cuerpos con esos bronceados de color bronce perfecto puede ser una moda de riesgo. Sol, mar y playa son sinónimos del verano. Pero, también, significan una alta exposición a las radiaciones solares, que son cada vez más perjudiciales.
En los últimos años, las estadísticas mundiales de detección de cánceres de piel indican que la cantidad de gente afectada por la enfermedad aumentó entre un 3 y un 8 por ciento entre los jóvenes.
Al bajar el nivel de la capa de ozono, cada año los niveles de radiación UV que llegan a la tierra aumentan. Y la relación entre tomar demasiado sol y la posibilidad de desarrollar un cáncer de piel crece.
“Tiene que existir una predisposición, pero las grandes exposiciones al sol inciden”, explica Désirée Castelanich, médica dermatóloga y coordinadora de la campaña de cáncer de piel, que cada año realiza en forma gratuita la Sociedad Peruana de Dermatología (SAD).
Entre las 11.30 a.m. y las 3:00 p.m. no hay que exponerse al sol y se recomienda buscar un lugar con sombra. En todos los casos, siempre hay que usar un buen protector solar. Los médicos dicen que la piel debe cuidarse con mayor severidad en los primeros años de vida. Además, agregan que antes del año, a los bebés no hay que exponerlos al sol. Y desde los 6 meses ya pueden usar protector.
Si la persona tiene una piel muy blanca lo ideal es un factor de protección 40 o 60. En el caso de las pieles más morochas pueden usar un factor 15. Pero, lo recomendable es siempre usar un factor de 30 para arriba
Sin embargo, no todo es negativo a la hora de la exposición al sol. Los estudios explican que las pequeñas exposiciones a los rayos UV son positivas porque juegan un rol esencial en la producción de vitamina D.
Algunos consejos
Para este verano, Castelanich recomienda dependiendo del tipo de piel el protector solar adecuado. Por ejemplo, un hombre velludo está menos expuesto que una niña de 10 años. Por esa razón, dice que deben ser los dermatólogos quienes determinen el filtro solar adecuado, o, como mínimo, un farmacéutico.
La dermatóloga asimismo explica que 30 minutos antes de ir a la playa debe aplicarse el filtro solar en la oreja, empeine, calva, etc.

“Para evitar el daño solar, no hay que exponerse al sol entre las 11 de la mañana y las 3 de la tarde, ya que durante esas horas los rayos UV están más intensos”, sostiene Castelanich, quien agrega  que si queremos permanecer al aire libre, el único modo de que no nos afecte es recurriendo a la sombrilla o la copa de un árbol. (Redacción)