martes, 23 de diciembre de 2014

Marihuana: Del cigarrillo a las comidas


Las redes sociales y el Internet han permitido a los jóvenes ‘importar’ la moda de comer marihuana, que según un estudio es más dañina a la salud que varios cigarrillos y ‘pipas’ de esta droga.

Desde hace dos años, los jóvenes adictos ya no solo se conforman con fumar marihuana, ahora también los están consumiendo en queques, panetones, pizzas, ensaladas, empanadas, etc. ¿La razón? Según Milton Rojas, consultor del Centro de Información y Educación para la Prevención del Abuso de Drogas (Cedro), porque los efectos de la marihuana son más duraderos que cuando se fuma.
“Dependiendo de la cantidad de droga que se haya ingerido, los efectos alucinógenos pueden durar hasta 8 horas”, afirma el psicólogo.
Gracias al uso del Internet y las redes sociales, los jóvenes peruanos lograron desde hace dos años ‘importar’ de España, Estados Unidos y Australia esta moda de comer marihuana, donde ya ha cobrado varias vidas.
Rojas señala que si bien en el Perú no se tiene registros oficiales de víctimas fatales por esta causa, considera que es muy probable que sí lo haya.
“Lo que sucede es que como los efectos dañinos del tabaco son muy similares a la de la marihuana, probablemente ello haya escondido a las víctimas de esta droga”.
Actualmente nuestro país no cuenta con una base de datos de víctimas por marihuana, como si lo tiene Chile. “Esta situación hace difícil conocer la magnitud del problema”, refiere Rojas.
Desde el punto de vista médico, ¿qué riesgos para la salud ocasiona la ingesta de marihuana?
De acuerdo con el representante de Cedro, el peligro está en que al pasar la marihuana por el tracto intestinal, esta se absorbe más lentamente y, por tanto, permanece más tiempo en el organismo provocando más daño a los diversos órganos del cuerpo.
Los daños-según Rojas-no solo se circunscriben a lo físico sino también a lo mental. Dice tener conocimiento de ataques de pánicos y psicóticos entre muchos adictos.
Rojas reveló esta modalidad durante la presentación del estudio “Evidencias sobre el impacto del consumo precoz y la potencia de la marihuana como factores de riesgo en adolescentes”, de Cedro.
La investigación que comprendió a 991 menores de 17 años atendidos por el servicio “Lugar de Escucha” de Cedro entre los años 2010 y 2013, reveló que si bien hoy esta modalidad de comer marihuana es pequeña, ello no significa que en el mediano plazo crezca, por eso mismo, agrega, debemos estar atentos a este problema.
Rojas sostiene que el 80% de los adolescentes que consumen marihuana, ya sea fumándola o comiéndola, no es consciente del daño que produce esta droga, “sino hasta que presenta problemas de rendimiento académico relacionado a la concentración, atención y memoria, reprobación de cursos, deserción escolar, entre otros que llevan a sus padres a buscar ayuda profesional”.
En relación a la procedencia de los adolescentes consumidores atendidos por Cedro en Lima Metropolitana, la mayoría reside en los distritos de Santiago de Surco, San Juan de Lurigancho, Villa María del Triunfo, San Martín de Porres, Chorrillos, San Borja, La Victoria, Villa El Salvador  y Ate.
“Esto demuestra que el consumo de esta droga ilegal está presente en todos los niveles socioeconómicos y distritos, y se puede conseguir de muchas formas incluyendo el Internet, delibery, llamadas por celular y existen viviendas donde se han instalado hibernaderos donde se cultiva marihuana”, puntualiza Rojas. (Redacción)

SABIA

Al año, mueren en el país a causa del tabaco unas 9.000 personas.