jueves, 11 de diciembre de 2014

¡Cuidado con la delincuencia!


Diciembre es el mes más complicado del año. ¿La razón? El incremento de robos. Por eso, para no ser víctima de asaltos, especialistas sugieren, entre otras cosas, ser discreto y tener un perfil bajo.

Con el fin de celebrar el Año Nuevo, Miriam y Jean salieron muy temprano de su departamento para dirigirse una playa del sur. Al regresar a las 10 de la noche, vieron con espanto que su casa estaba vacía. ¿Qué había pasado? Les habían robado hasta la ropa que tenían en el armario
Con la llegada de las fiestas de fin de año, los asaltos en el país aumentan considerablemente.
A pesar que la Policía carece de datos para saber la magnitud del problema, César Ortiz Anderson, presidente de Aprosec, considera que cada año el número de robos y hurtos por estas fechas es más alto. “Solo del 2012 al 2013, estos ilícitos habrían aumentado en un 30%”, dice.
La mala costumbre de las personas de salir a última hora para hacer sus compras o dejar su casa sola durante estas fiestas facilita el ‘trabajo’ de los delincuentes.
Hace dos años, por ejemplo, Rosa y su mamá fueron asaltadas en víspera de Navidad por cuatro mujeres mientras compraban los regalos para los chicos.
“Fue tan rápido el robo, que ni siquiera me dio tiempo para gritar”, recuerda Rosa quien ese año tuvo que gastar el doble para cumplir con los presentes de sus dos hijos y su esposo.
Según Ortiz Anderson, los asaltantes  saben que en diciembre -como también en julio- la gente tiene dinero por eso planifican sus robos con tiempo, y para ello utilizan todas las herramientas posibles (incluido la tecnología) para lograr sus objetivos.
“De ahí que los bandidos para cometer sus fechorías se disfracen de vendedores, de representantes de diversas empresas de servicios (telefonía, agua, cable), y hasta de evangélicos. Si estos métodos no dan resultados, echan mano de la conocida ‘pata de cabra’, para ello analizan si las puertas de sus posibles víctimas están en buen estado o no”, refiere el especialista.
La ferocidad con que vienen actuando los delincuentes se vio reflejada en los últimos robos a diferentes casas de Lima.
En setiembre pasado, la seguridad de cinco departamentos en San Martín de Porres fue vulnerada luego que seis delincuentes comprobaran que la cerca de seguridad eléctrica estaba malograda.
Cinco familias presas del miedo vieron como estos bandidos con armas en mano en contados minutos se llevaban sus televisores, laptops, computadoras, joyas, dinero como si fueran los propietarios.
Prevención
César Ortiz dice que no basta una casa segura, se precisa de un barrio seguro. Para ello, agrega, se requiere contar con un Diseño Integral de Seguridad (DIS) que abarque puertas, chapas, ventanas, cercas eléctricas y cámaras en buen estado.
“De que me sirve tener todo esto, sino tiene mantenimiento. Por eso es necesario arreglarlos cada cierto tiempo para sentirnos seguros. No olvidemos que al vivir en una ciudad humedad, las chapas de las puertas y los marcos de las ventanas se deterioran con facilidad y eso es aprovechado por los delincuentes para entrar a nuestras casas”, manifiesta.
Por su parte, el general (r) de la PNP Alberto Jordán señala que la mejor manera para evitar robos es guardar reserva de los datos personales y de los planes que uno tiene.
Es frecuente que, ahora, las personas publiquen en las redes sociales –como el Facebook o el Twitter– si planean salir de su domicilio por un tiempo prolongado. 
Esa información es aprovechada por los delincuentes, quienes hacen un estudio de sus potenciales víctimas.
“Es preferible que no comenten con nadie cuándo saldrán o si no habrá alguien cuidando su casa. Cuanto menos sepan de usted, estará más seguro. La clave está en la discreción”, sostiene el general en retiro.
El malhechor escoge a sus víctimas. Nunca actúa al azar. Por eso, es recomendable que las personas si tienen que salir no lleven por estas fechas nada ostentoso ni que comenten qué objetos nuevos y valiosos han adquirido por Navidad.
“La gente habla en la vía pública de que se ha comprado un carro o un moderno televisor, y esto es escuchado por los facinerosos, quienes le harán un seguimiento para asestar el golpe”, refiere Jordán.
Ortiz Anderson recomienda no comprar todo en un solo día, y si sale a la calle dejar a alguien-que no sea un viejito-al cuidado de la casa.
Agrega que si uno está en la calle nunca debe comprar acompañado de hijos menores o personas de avanzada edad, ya que el delincuente se aprovechará de ello para atacar al más débil. Asimismo, dice, al subir a un taxi nunca hacerlo solo, ya que se ha visto que muchos de estos taxistas son delincuentes o actúan en complicidad con ellos.
Tengo cuidado, no olvide que los delincuentes podrían estar registrando sus movimientos y vigilando su casa. Evite la rutina y tenga a la mano un silbato o una linterna. Pequeñas acciones podrían salvarle de un robo y hasta de perder la vida (Redacción)

TENGA PRESENTE
1.- Si al retornar a su casa se percata de que hay luces, ruidos raros, movimientos o algunas personas extrañas dentro de ella, no ingrese. Vaya a la vivienda vecina y llame a la comisaría más cercana para que le brinden apoyo.
2.- Si ya entró a su vivienda y no tiene forma de estar seguro de que los intrusos se han ido, no corra ningún riesgo. Siempre es preferible que si puede salir de la casa lo haga y pida ayuda a un agente de seguridad. Jamás debe arriesgar su vida.
3.- Si usted encuentra a los ladrones en su domicilio, siga sus indicaciones para que no le hagan daño y pueda salir con vida de la peligrosa situación.
4.- En caso de que los malhechores lo sorprendan en casa, y estén armados con pistolas, granadas o cuchillos, no ofrezca resistencia. Más bien, colabore con ellos.