miércoles, 8 de febrero de 2017

Helicobacter pylori: bacteria dañina


Vive en el agua y causa gastritis, úlcera y, en el peor de los casos, cáncer de estómago.

Las fuertes lluvias que caen en el país, han ocasionado que muchas poblaciones se queden sin agua; y otras, que aún cuentan con el líquido elemento, lo estén recibiendo turbia.

El infectólogo del Instituto Nacional de Salud César Cabezas señaló que esta situación es peligrosa, por la aparición de varias enfermedades gastrointestinales, algunas de ellas peligrosas.

La gastroenteróloga Helen Agurto comparte la preocupación del doctor Cabezas, debido a que cuando se consume agua no bien tratada o contaminada, la gente se expone a contraer el Helicobacter pylori, que es una bacteria que vive en el agua.

Datos de la Organización Mundial de la Salud revelan que las 2/3 de la población mundial están infectadas por esta bacteria, que se caracteriza por debilitar la mucosa del estómago, haciendo que la comida irrite el aparato digestivo causando gastritis, úlcera y cáncer de estómago. 

En el Perú, ocho de cada diez peruanos sufre de gastritis, y es la mayor causa por la que los pacientes acuden al médico.

Los síntomas de la gastritis se caracterizan por un dolor acompañado de ardor en la parte superior del abdomen, náuseas, vómitos, distención abdominal, reflujo, pero en estados más avanzados puede presentarse sangrado de la mucosa que se manifiesta con evacuación obscura y anemia.

La gastritis se divide en aguda y crónica. Es aguda cuando los síntomas son de origen reciente; y crónicas, cuando el paciente lo tiene mucho tiempo.

No toda molestia estomacal es causada por la gastritis; por eso, dice la doctora Agurto, se requieren realizar varias pruebas, como endoscopía digestiva superior y un análisis de sangre. Una vez confirmada la gastritis, el especialista procederá con el tratamiento más adecuado.

Prevención
Según el gastroenterólogo Oscar Barrenechea, lo más importantes es detectar la enfermedad en su etapa inicial para lograr curarla a base de una dieta balanceada donde las frutas y verduras predominen y las carnes se coman a la plancha. No se recomiendan las frituras.

Asimismo comer a sus horas, hacer deporte, beber más de dos litros de agua, y evitar en lo máximo comidas picantes.

“Un descuido de la gastritis puede causar úlcera gástrica, duodenal o esofagitis, obstrucción y anemia. Incluso, según se origen, evolucionar a cáncer gástrico y de esófago”, advierte.
El doctor César Cabezas, por su parte, recomienda para no infectarse del Helicobacter pylori hervir el agua, y en caso tenga que almacenar, hacerlos en recipientes limpios, cerrados y con tapa.

“Si no puede hervir el agua, desinféctela agregando dos gotas de lejía comercial por cada litro de agua.  Revuelva y espere 30 minutos antes de usarla. Si va a lavar las frutas y verduras, desinféctala agregando lejía cuatro gotas por cada litro”, precisa el infectólogo. (Redacción)

OTRAS CAUSAS
La gastritis también se origina por:
- AINES (Inflamatorios no esteroideos)
- Alcohol
- Reflujo de bilis
- Alimentación a deshora
- Estrés extremo


“Tuve gastritis durante dos años”

El ritmo de vida de Manuela Padilla la llevó a contraer gastritis, que luego se convirtió en úlcera.
Todo empezó a los 36 años con hinchazón y ardor en el estómago, molestias que se hicieron insoportables luego de un año.
En estas circunstancias se realizó varios exámenes, cuyo resultado arrojó que ella tenía gastritis causada por el Helicobacter pylori.

Para combatir esta bacteria, siguió un tratamiento durante dos años con poco éxito, razón por el cual visitó a la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo, donde, luego de usar su fe, logró curarse.