miércoles, 15 de marzo de 2017

Asma, mal que toca a muchos



Puede presentarse en cualquier momento. En el Perú el 20% de la población sufre de esta enfermedad, que se caracteriza por una inflamación bronquial exagerada.

El polvo, los cambios bruscos de temperatura, la presencia de ácaros, el humo de los carros, el cigarrillo y hasta algunos malos olores en el medio ambiente pueden desencadenar uno de los peores problemas respiratorios que afecta al hombre, el asma.

En el Perú el 20% de la población sufre de esta enfermedad, que se caracteriza por una inflamación bronquial exagerada, que en el caso de los niños tiene un origen alérgico, en su mayoría.

Según el doctor Carlos Hinojosa, expresidente del Colegio de Neumólogos del Perú, cuando los bronquios se inflaman están más predispuestos a “cerrarse”, generando las crisis de asma.

“El asma bronquial puede producir complicaciones muy serias como el deterioro de la calidad de vida, la incapacidad para ejercitarse, un mal desarrollo pulmonar, e incluso la muerte en casos muy severos”, advierte.

¿Cuándo sospechar?
Si presentas tos, silbido de pecho, presión torácica y dificultad para respirar, es muy probable que padezcas de asma.

Para salir de dudas, el doctor Juan Carlos Aldave, profesor de inmunología de la Universidad Cayetano Heredia, recomienda diagnosticar la enfermedad mediante un historial clínico, exámenes auxiliares que incluyan pruebas de función pulmonar (espirometría), pruebas de imágenes (radiografía de tórax), y las pruebas de detección de alergias.

“La prueba de alergia detecta la presencia de inmunoglobulina E específica frente a sustancia respirada. Estos exámenes pueden hacerse en la piel o en la sangre, pero deben ser siempre bien interpretados por un médico inmunólogo/alergólogo”, sostiene.

Agrega, que una vez hecho el diagnóstico correcto, el tratamiento del asma bronquial suele ser eficaz, sobre todo si se comienza a edades tempranas. Así tenemos medidas ambientales, para reducir los ácaros de la casa; medidas farmacológicas, que deben ser seguras y eficaces de acuerdo a la edad del paciente; y la inmunoterapia (vacunas para la alergia), que puede ayudar mucho a un grupo de pacientes.

Niños
En nuestro país, el número de asmáticos ha aumentado significativamente debido a la contaminación ambiental, principalmente en Lima. Siendo la población infantil la más afectada.

Si hay niños en casa, el doctor Hinojosa recomienda evitar los animales, y si ya los tienen no permitir que entren a los dormitorios. Igualmente, no usar almohadas y edredones con plumas, y alfombras. 

Además, lavar las sábanas y mantas una vez por semana con agua caliente, mantenerlo alejado del polen y no permitir que fumen en sus casas.

Recalca que los niños de entre 2 y 4 años que viven con personas fumadoras tienen 280% más probabilidades de sufrir sibilancias que aquellos niños que viven con no fumadores.
(Redacción)

POBREZA
En Lima, siete de cada 10 asmáticos sufre de cuadros severos. La mayoría de ellos vive en condición de pobreza y se alojan en viviendas precarias, lo que favorece el desarrollo del asma.

                   “Debía nebulizarme para no morir”

Katherine Paola Flores de 21 años vino al mundo con asma, por lo que su niñez fue difícil. Tenía que nebulizarse todos los días para no morir asfixiada.

Con 11 años, los síntomas se agravaron. “El médico me diagnosticó que viviría el resto de mi vida dependiendo de un inhalador”, recuerda.

Por ese entonces, la mamá de Katherine, que ya acudía a la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo, decidió luchar por la salud de su hija. Junto con ella decidió orar. Fue así que con perseverancia, Katherine logró curarse a través de la fe.