viernes, 3 de marzo de 2017

El temible cáncer de colon


2.000 personas fallecen al año por culpa de esta enfermedad, que ya no solo afecta a los mayores de 50 años, sino también a los más jóvenes.

“Yo no era un tío feliz antes del cáncer y ahora lo soy. Creo que desde que ejerzo de padre de mi hija, me quiere un poquito más. Intenté dar mucha calidad al tiempo que le he dispensado, pero ha sido muy poco. Ahora la he recuperado y por eso digo que no me quiero morir, porque la gente que me quiere no se lo merece”, afirmó Pau Donés, vocalista de la banda española “Jarabe de Palo”, luego de enterarse que el cáncer de colon que le diagnosticaron en setiembre del 2015, y el cual pensó haberlo vencido el año pasado, había vuelto. Esta noticia entristeció a millones de fanáticos de la banda.

Según el vocalista, el médico le ha dicho que el cáncer que ahora sufre es terminal y las posibilidades de sobrevivir son de un 20%.

Hasta la década pasada, se pensaba que el cáncer de colon solo afectaba a las personas pobres, que por falta de recursos económicos no tenían posibilidades de comer regularmente verduras, frutas, menestras, que son los productos que previenen esta neoplasia; sin embargo, hoy en día sabemos que puede afectar a cualquiera, sea pobre, rico, hombre o mujer. Incluso, con los cambios de hábito de vida de la población, a los jóvenes menores de 45 años.

Según la doctora Reina Bustamante Coronado, integrante del equipo técnico del Plan Esperanza del Ministerio de Salud, el cáncer de colon, que se ubica entre el cuarto y quinto lugar de cánceres más comunes en el país, generalmente afecta a los mayores de 50 años.

Además de la edad, otros factores de riesgo que inciden en la aparición de esta enfermedad son los antecedentes familiares, la dieta rica en grasa, la obesidad (grasa abdominal), el cigarrillo, este último aumenta el riesgo de adenomas (pólipos o tumores con sobre crecimiento anormal de tejidos); y la ingesta de alcohol.

Como la mayoría de cánceres, el cáncer de colon no presenta síntomas en sus fases iniciales, y de presentarse, generalmente se le confunde con otras dolencias, como el estreñimiento, la gastritis, etc.

De ahí la importancia de reconocer los síntomas del cáncer de colon para ir al médico cuando se encuentra en la fase inicial, donde las posibilidades de curación son del 90%. “Si observas sangre en las heces o heces oscuras o negras, cambios en el ritmo de las deposiciones (alternancia de estreñimiento con diarreas), anemia, dolor abdominal, palidez, tumor palpable y disfunción digestiva es muy probable que estés frente a esta neoplasia,”, sostiene la doctora Bustamante.

Para no sufrir esta dolencia, que mata a 2.000 peruanos al año, la especialista recomienda a los mayores de 50 años hacerse una proctoscopia cada cinco años, y una colonoscopia cada 10 años. De existir antecedentes familiares, los exámenes deben realizarse cada tres y cinco años.

Asimismo realizar actividad física, mínimo 30 minutos de caminata diaria; ingerir alimentos ricos en fibra dietética como leche, calcio, pescado, quinua, avena, frutos secos, frutas y verduras; y tomar dos litros de agua todos los días. (Redacción)

LIMA METROPOLITANA
Cifras del 2014 del INEN, revelan que los pobladores de Miraflores y San Isidro presentan mayores casos de cáncer de colon que los de Carabayllo y San Juan de Lurigancho. Esto debido, al mayor consumo de comida chatarra y el sedentarismo.

“Llegué a pesar 116 kilos”

El sedentarismo y la comida chatarra, aunado a otros problemas, llevaron a Alex Moura a sufrir cáncer de colon.

El médico le diagnosticó que la enfermedad que le aquejaba estaba en la fase 4, es decir, con solo 5% de chances de curación debido a que se había diseminado a otros órganos vitales del cuerpo.

Mientras iba al hospital para sus quimioterapias, Alex, que ya asistía a la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo, decidió usar la fe para curarse. Después de perseverar, logró curarse. Hoy, con 34 años, es un hombre feliz.