miércoles, 5 de julio de 2017

¿Cómo tener una piel bonita y saludable?


A partir de los 30 años aparecen los primeros signos de envejecimiento. ¿Cómo cuidarse entonces? La dermatóloga Hadassa Barros nos da la respuesta.

AGUA Y ALIMENTOS
Beba de 2 a 3 litros de agua al día para mantener hidratada la piel. Asimismo coma frutas, verduras y legumbres porque poseen antioxidantes y son protectores de las células de la piel. De esta manera evitará la resequedad, la aparición de manchas y erupciones.  

FILTRO SOLAR
Los rayos solares favorecen la aparición de arrugas y la resequedad de la piel. Todos los días use filtro solar (FPS a partir de 30) 20 minutos antes de la exposición al sol, y repita cada 2 horas. Así evitará el cáncer de piel y enfermedades dermatológicas.

HIGIENE DE LA PIEL
Utilice jabón facial adecuado para cada tipo de piel. Si tiene más de 40 años, de preferencia jabones hidratantes y líquidos. Los tónicos faciales también ayudan a una limpieza más profunda.

NO DORMIR CON MAQUILLAJE
Maquillarse a diario no hace daño si el producto es bueno y adecuado a su piel. Sin embargo, es un error dormir maquillada porque tapa los poros de la cara y dificulta la circulación, lo que puede dejar la piel oleosa y causar acné. Además, puede provocar la aparición de marcas de expresión y envejecimiento precoz de la piel.

PRODUCTOS ANTI-EDAD
Mantienen la elasticidad de la piel y reponen el colágeno perdido con la edad. Eliminan los radicales libres, combaten las marcas de expresión y conservan la piel hidratada y sana. Hay varias versiones en el mercado, según la edad. Sin embargo, es importante consultar a un dermatólogo para saber cuál es el más adecuado para su piel.

LIMPIEZA PROFUNDA
El cuidado especial con la piel (peeling, tratamientos láser, aplicación de productos, etc.) ayuda a regenerar su elasticidad, minimizar las arrugas de expresión y surcos, mantener limpia, hidratada y sin acnés.

NOTA
Como cada piel es un caso diferente, la doctora Barros recomienda siempre asistir a un dermatólogo.