miércoles, 22 de octubre de 2014

Comprar no es la única opción



La vigente tendencia hacia la compra de inmuebles debe empezar a replantearse ante la flexibilidad y menor costo del alquiler, en especial, para empresas en fase de desarrollo.

Muchas personas para estar más cerca de su trabajo o el colegio de sus hijos están optando por dejar sus viviendas.
Según María Eugenia Yábar, socia del Estudio Olaechea, en estos tiempos nadie está para botar su ‘dinero al agua’ al pagar una renta que podría ser en realidad una cuota del inmueble propio. Sin embargo, el pago de una renta puede ser más bajo que la cuota del préstamo. “En este caso, la capacidad económica es determinante para tomar la decisión”, precisa la experta.
Fernando Urbina, docente de la Universidad Norbert Wiener, plantea que conviene alquilar una vivienda cuando tienes ingresos bajos y poca solvencia financiera para endeudarte. Sin embargo, conviene más alquilar cuando se puede generar más ingresos haciendo otras inversiones con el dinero que se destinaría a una compra.
“Comprar conviene cuando la cuota del préstamo es similar al pago de un mes de alquiler”, agrega Urbina.
Para ello hay que tener en cuenta la estabilidad de nuestros ingresos, evaluar-en tanto sea posible-el desempeño futuro del país y la tasa de interés que se aplicará al crédito que uno obtiene. Lo recomendable, dice, es no endeudarse por más de 15 años.
Para empresas
Si una empresa está en fase de consolidación, el alquiler abre la posibilidad de mudarse de acuerdo a las circunstancias del mercado. Pero si es una empresa consolidada y está en busca de un local para una instalación permanente, la compra suele ser una mejor opción.
Urbina señala que otro factor a considerar es el financiero. “Al inicio, la mejor decisión de una empresa es invertir en su actividad principal para generar utilidades y capacitarse”, sostiene.
Agrega que una buena compra inmobiliaria es para la empresa una inversión que surge de la búsqueda de oportunidades y que se convierte en un activo fundamental que muestra su consolidación.
Manuel Pinzón, gerente general de Bricks Consultores Inmobiliarios, sugiere que antes de embarcarse en la compra de un inmueble, el empresario debe definir claramente el modelo financiero de la compañía, además de las proyecciones económicas y financieras del negocio.

“En el caso de los pequeños y medianos empresarios, yo recomendaría el arrendamiento de un inmueble. Ello permite enviar el alquiler al gasto, con los consecuentes beneficios tributarios, que a su vez permite ser más ágil y flexibles en la toma de decisiones”, dice Pinzón. (Redacción)