miércoles, 22 de octubre de 2014

Des-Alanizar el APRA, tarea de los verdaderos apristas



No hay mejor aclare al Alanismo corrupto y traidor, que no quieren entender y comprender que el partido de Haya de la Torre, necesita una renovación en todos sus estamentos, que así pase los años,  los partidos como el nuestro, necesitan vigorizarse con el tiempo dialécticamente eso está claro.
Pero, el  Alanismo jamás podrá entender que  Si no hay ideología, NO hay ética política. Eso nos deja el Alanismo. Los militantes estamos abrumados con la cara hacia abajo, por los líos y trampas judiciales, y  que estos se solucionan fácilmente por amiguismo y nexos partidarios y ante esto el pueblo lo sabe y no es tonto. De ahí la debacle y espalda a nivel nacional en estas elecciones municipales y regionales, muchos de nuestros candidatos que postularon en su mayoría son cuadros del partido  y con buenos pergaminos, dieron la cara en estos momentos difíciles, y de lo que fuimos y lo reitero fuimos, el partido del pueblo, ahora nos ven como un partido más de derecha, nuestra posición en defensa del pueblo, de los más necesitados, del campesino, del obrero.
Denuncio, que la actual cúpula del actual Comité Ejecutivo Nacional del Partido Aprista Peruano, Alanistas todos sus integrantes, siguen en sus cargos  sin contradecir, sin pestañear a su líder.
 Hago un llamado a las bases a nivel nacional y no me refiero a los DIRIGENTES ACTUALES, sectoriales, distritales, provinciales y/o regionales, el llamado es  para los militantes apristas de BASE, que tienen una verdadera posición de izquierda democrática, que anhelamos y buscamos la justicia social de pan con libertad.
 A pedir nuevas elecciones  DEMOCRATICAS internas, sin excluir  a nadie, y prepararnos para un Congreso Nacional Aprista, que busque una nueva dirigencia nacional verdaderamente aprista.
 Apostamos por un principio fundamental de democracia de elecciones internas en las que se haya respetado el derecho de cada aprista a decidir - mediante su voto directo -  quiénes puedan dirigir los destinos del Partido durante el próximo período que corresponda estatutariamente. Bajo el principio de un APRISTA UN VOTO, debe quedar consagrado. Asimismo, el mandato de nuestras dirigencias regionales y provinciales ya fenecidas, ahora tendrán que ser del  fruto de procesos democráticos de elección cuya limpieza nadie cuestione en cada rincón de nuestro país.
Y para salvaguardar la transparencia real y de una auténtica, de todo este proceso de  democracia interna, dichos procesos deberán ser dirigidos por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) y, en caso de surgir controversias, ellas deberán ser resueltas por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).
 Igualmente, la Defensoría del Pueblo debe ser invitada a vigilar nuestras elecciones internas a fin de garantizar lo establecido en la ley en el sentido que ningún candidato, funcionario o no, haga uso de recursos públicos para fines electorales y que, efectivamente, no sean utilizados por ningún ciudadano recursos del Estado en estos procesos.
Es necesario denunciar que nuestro partido está secuestrado, esta Alanizado, y ya es hora de Des-Alanizar el partido de Haya de la Torre, porque la experiencia, hoy nos enseña que: Si no hay ideología, NO hay ética política. Eso nos deja el Alanismo. (Ernesto Ventocilla)