jueves, 8 de enero de 2015

Los peligros de la droga


No solo mata a quien la consume, también amenaza la vida de los demás.  Hace algunos días, un adicto originó una balacera que movilizó a más de 100 policías en el centro de Lima.

Cuando el reloj marcaba las 6:50 de la mañana del último martes 30 de diciembre, desde el interior de la habitación de un hostal en Santa Beatriz, Juan Carlos Sotelo Reyes (51 años) comenzó a disparar.
Alarmados por lo que acontecía, el administrador del hostal llamó a la policía.
Al verse rodeado por los efectivos del orden, Sotelo, quien estaba acompañado de su primo Luís Arturo Reyes  y una mujer, comenzó a disparar desde la ventana de su cuarto a la policía, provocando durante una hora una intensa balacera.
Según dos trabajadores del hostal, minutos antes que Sotelo comenzara a disparar se le vio deambulando por el hall como si estuviera mareado y con un rostro desencajado.
Durante esos eternos 60 minutos que duró la balacera todos se preguntaban qué estaba pasando. Muchos pensaron, incluido la policía, que se trataba de una banda de delincuentes que había entrado al hostal a robar o a secuestrar a alguien. Sin embargo, la interrogante se despejó cuando Sotelo fue reducido.
De acuerdo con el general PNP Jorge Luís Goicochea, el tiroteo se produjo porque Sotelo Reyes estaba bajo los efectos de un alucinógeno.
La locura desatada por este individuo dejó además de él, un policía herido en la pierna.
Según el general Goicochea, es la primera vez que un hecho de esta naturaleza se presenta en Lima. “Conocemos de personas que roban y hasta matan estando drogados, pero que como consecuencia de ella se produzca un tiroteo, es la primera vez”, relató el oficial.
A pesar que en esta oportunidad no hubo muertos, la sociedad se encuentra preocupada por la facilidad con que los adictos adquieren la droga (a pesar que está prohibida su venta) y hasta un arma.
Las razones para drogarse son muchas. Mientras algunos la compran para ‘relajarse’ y sentir ‘placer’,  otros en cambio la adquieren para darse ‘valor’. En el caso de Sotelo Reyes, se especula que la droga que consumió –que pudo ser cocaína-  la usó para sentir ‘placer’, de ahí que haya estado acompañado de una mujer.

[…] el problema de Sotelo como de los adictos es que muchos provienen de familias disfuncionales, donde la violencia y el consumo de drogas es algo común.

De acuerdo con el psicólogo Jean Franco, de Cedro, el problema que aconteció con Sotelo es que él se drogó tomando alcohol, lo que le produjo una paranoia (estado delirante donde el individuo reacciona violentamente ante una supuesta amenaza) que estuvo a punto de originar una tragedia.
Si bien hasta la fecha se desconoce las razones del por qué Juan Carlos Sotelo puso su vida y de los demás en peligro, Franco considera que de por medio pudo estar la depresión y la celotipia (celos enfermizos).
Para el doctor Freddy Vásquez, del instituto mental Noguchi, el problema de Sotelo como de los adictos es que muchos provienen de familias disfuncionales, donde la violencia y el consumo de drogas es algo común. Si a ello le sumamos los malos amigos, “entonces las posibilidades para que un individuo caiga en las garras del vicio son altas”, sostiene el galeno.
Si bien el tiroteo protagonizado por Juan Carlos Sotelo Reyes no es común en nuestro país, en otros lugares es cosa habitual. En Estados Unidos, por ejemplo, cada mes la policía tiene que hacer uso de sus armas para detener a algún adicto, a veces con consecuencias fatales.
Un hecho que conmocionó a ese país se registró en el 2012. Ese año, la policía tuvo que matar a un drogadicto que bajo los efectos de un estupefaciente llamado “Ivory Wave”, que produce alucinaciones y ansiedad, se encontraba comiendo la cara de un sujeto.
Prevención
Luchar contra la drogadicción no es solo tarea del Estado, también lo es de la familia. Jean Franco dice que cuando se presenta un caso de adicción en los hijos, lo primero que debe observarse es si los padres son la causa del problema. Si fuera así, el tratamiento tiene que comenzar con ellos.
El doctor Vásquez sostiene por su parte que si los chicos se ausentan durante muchas horas de la casa y comienzan a hablar un lenguaje inadecuado (groserías), es más que seguro que están frecuentando alguna pandilla. En esos casos –agrega-  los padres deberán llevar a sus hijos a los centros de ayuda para que sean sometidos a una evaluación y así determinar la causa del problema. (Redacción)

SEPA
1.- Después de la marihuana, la metanfetamina  es la segunda droga más consumida en el mundo. Se trata de un potente estimulante del Sistema Nervioso Central (SNC), que tiene elevada capacidad de generar dependencia.
2.- A diferencia de la cocaína que el cuerpo elimina rápidamente, la metanfetamina tiene una acción mucho más prolongada, de ahí que sus consecuencias a la salud sean más devastadoras.