jueves, 15 de septiembre de 2016

Va de visita, ¿sepa cómo portarse?


Dormir un día o un fin de semana en casa de una amiga exige mostrar tu lado más positivo, para que esas invitaciones se repitan. En la presente nota, te de damos algunos consejos que te ayudarán.

Recibir visitas o el hacerlas puede ser un ejercicio muy saludable y divertido, siempre que existan buenos modales. La escritora española de literatura juvenil Silvia Martínez-Markus en su libro para chicas “¡Buenos días, princesa!” ofrece respuestas a jóvenes que desean saber cómo comportarse y relacionarse con los demás en distintas circunstancias. “Cuando visites a alguien, se simpática con su familia, habla con todos ellos, pide por favor y da las gracias”, explica en una de las páginas de su libro.

Cuando te inviten a comer, recomienda hacerlo despacio, aun la comida no te guste. No olvides, que su preparación tomó y tiempo y dedicación, por lo que rechazarla ofendería.

A la hora de dormir, mantén la ropa, las toallas y lo que utilices en orden; igualmente hacer la cama y, si tu amiga va a bajar la basura, acompañarla.

Por su parte, la web Protocolo y Etiqueta dice que aunque no te lo hayan pedido, siempre es bueno traer algún presente, ya que denota gratitud por la invitación.

Si vas a pasar más de un día, recomienda llevar más de una muda de ropa en la mochila o maleta. Asimismo respetar la rutina de la casa y ofrecer ayuda aun cuando no lo quieran.

Te recuerda además no prolongar la estadía, aunque esta sea muy agradable. Entienda que las personas precisan su privacidad y desean volver a la rutina normal luego de su visita.

Son muchos los cuidados que uno debe tomar en cuenta al momento de visitar a alguien. Así que antes de realizar una visita, averigüe las costumbres de sus anfitriones para así saber las cosas que le gustan y las que no. (C.M.)

OTROS TIPS
Protocolo y Etiqueta considera importante:
1.- Sea puntual.- No haga esperar a sus anfitriones, eso demuestra falta de respeto.
2.- No actué como si fuera su casa.- Respete las pertenencias ajenas, tenga cuidado con su lenguaje. Adapte su estilo de vida.

3.- Agradecimiento.- Agradezca el recibimiento y trato recibido, y concerte una posterior visita de los anfitriones a su casa, de manera cordial para no ponerlos en compromiso.