martes, 12 de julio de 2016

Rinitis, enfermedad molestosa


 Se presenta a cualquier edad. A diferencia de la gripe, puede durar todo el año; por esa razón, la calidad de vida de la persona disminuye.

El Perú presenta una de las tasas más altas de rinitis alérgica en América Latina.

Según EsSalud, 4 de cada 10 peruanos sufre de esta enfermedad producida como respuesta de nuestro sistema inmunológico ante agentes alérgenos como el polen, polvo, caspa de animales y el moho (hongos que se desarrollan en la humedad).

Las personas más propensas a sufrir esta enfermedad son aquellas con historial hereditario.

“Un individuo alérgico tiene una predisposición a sufrir de rinitis 40 veces más que un niño y un adulto mayor”, dice el doctor Ronny Palomino, médico del Centro Integral de Alergias y Asma.

Existen dos tipos de rinitis. La de tipo alérgica perenne que se mantiene latente durante todo el año y la rinitis alérgica estacional, que es causada por agentes que se presentan en el aire durante la primavera, el verano y sobre todo el invierno.

Síntomas
Según el doctor Ignacio Larco, de la Clínica San Felipe, la rinitis se inicia con el taponamiento nasal y la descarga del moco de la nariz. Luego se presenta un picor en los oídos, la garganta, el paladar y los ojos.

“Es muy frecuente en los pacientes con rinitis alérgica encontrar síntomas oculares como enrojecimiento, hinchazón y lagrimeo”, advierte el alergólogo Larco.

Por sus síntomas parecidos, muchas veces las personas confunden la rinitis con un resfrío común. Sin embargo, no son lo mismo.

El doctor Palomino explica que la rinitis alérgica se caracteriza por la inflamación de la mucosa nasal en respuesta al contacto con un agente alérgeno, mientras que el resfriado es un proceso infeccioso de la mucosa nasal y de la faringe, casi siempre de origen viral.

Bryan Espinoza Pariona sufrió de rinitis alérgica durante ocho años, tiempo en el cual experimentó episodios terribles, como el no poder dormir debido a los constantes estornudos.

Espinoza Pariona recuerda que por causa del polvo, en el día sufría de tos, lagrimeo, síntomas que en el invierno se agudizaban.  

Tratamiento
El diagnóstico de la rinitis alérgica se realiza por una historia clínica minuciosa. Donde se catalogará a la rinitis como intermitente o perenne y como leve o moderada-severa. Así mismo se buscará la causa de la rinitis, es decir si es alérgica o no alérgica.

Para ello, dice el doctor Palomino, el alergólogo realizará pruebas cutáneas para los distintos alérgenos. Estas pruebas pueden complementarse con estudios de sangre.

El tratamiento de la rinitis se basa en antihistamínicos y corticoides tópicos nasales.

Bryan Espinoza cuenta que a él le recetaron pastillas y jarabes, que lamentablemente no le ayudaron en mucho.

Sin embargo, desde que comenzó a participar de las reuniones de la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo, su salud empezó a mejorar.

 “Hoy llevo una vida feliz, sin los malestares que me aquejaron por años”, revela este joven que hasta los 18 años sufrió de rinitis.

El doctor Ronny Palomino afirma que de no tratarse a tiempo la rinitis, esta enfermedad puede derivar en sinusitis o asma. Por eso recomienda asistir a un especialista ni bien los síntomas se prolonguen por más de 15 días. (Redacción) 

OTRAS CAUSAS
La rinitis alérgica también se produce por el estrés y el consumo de preservantes.

Según el doctor Ronny Palomino, cuando se presentan estas causales, la estamina (químico natural que produce inflamación alérgica) de nuestro cuerpo se dispara produciendo un poco de taquicardia, broncoespasmo (cierre de los bronquios), enrojecimiento de los ojos e inflamación de la mucosa.

SABÍA

Hasta el 2015, 600 millones de personas en el mundo sufrían de rinitis alérgica.