miércoles, 17 de febrero de 2016

Cuidado: gastritis puede derivar en cáncer


Ardor e hinchazón en el estómago pueden ser síntomas de esta enfermedad que afecta a grandes y pequeños.

El frenesí con la que viven muchas personas, ha traído consigo que ocho de cada diez peruanos sufran de gastritis.

Esta dolencia que se ha agudizado en los últimos años, no solo está afectando a los adultos sino también a los niños.

Lo preocupante de esta enfermedad, es que de no ser tratada a tiempo puede derivar en una úlcera, perforación, hemorragia u obstrucción.

Gonzalo Huarancca Huamacto cuenta que a los 33 años cada vez que comía sufría de hinchazón en la barriga y de gases, por lo cual visitó a un gastroenterólogo. Luego de los exámenes le diagnosticaron principio de gastritis y le recomendaron seguir un tratamiento.

Una vez que comenzó a sentirse bien, Gonzalo no volvió más al doctor, y eso fue su error. Como continuaba comiendo fuera de sus horas, la gastritis reapareció y con el paso de los años se convirtió en úlcera.

Según la doctora Hellen Agurto Lescano, gastroenteróloga de la Clínica San Borja, los desórdenes alimenticios están entre las causas principales que generan gastritis, aunque también existen otras, así de peligrosas. Así tenemos el consumo desmedido de analgésicos, antibióticos y antiinflamatorios, el estrés, la bacteria Helicobacter pylori, el alcohol y tabaco, los trastornos autoinmunes, etc.  

El término “gastritis” se utiliza para indicar la presencia de una inflamación con daño de la mucosa de la superficie del estómago. Sus síntomas se caracterizan por un dolor ardoroso en la parte superior del abdomen, nauseas, vómitos, distensión abdominal, eructos o reflujo, “pero en estados más avanzados puede presentarse sangrado de la mucosa que se manifiesta con evacuaciones obscuras y anemia”, sostiene la doctora.

Mucho cuidado
Si la gastritis es reciente se le denominará aguda, y si tiene años, crónica. Dependiendo de la naturaleza de la gastritis, el médico determinará el tratamiento a seguir.

El doctor Oscar Barrenechea Saavedra, médico de la Clínica El Golf, sostiene que lo más importante es detectar la enfermedad en su etapa inicial para lograr curarla.

“El paciente si quiere deshacerse de la enfermedad para siempre deberá seguir al pie de la letra las indicaciones de su gastroenterólogo y llevar los medicamentos a la dosis y por el tiempo especificado. Como es obvio esto implica disciplina y cierto esfuerzo”, afirma.

Si bien el uso de medicamentos tiene una efectividad de casi 100%, existe la posibilidad del uso de la cirugía, siempre y cuando los pacientes no respondan al tratamiento médico, cuando hay persistencia de úlceras (como el caso de personas con enfermedades crónicas que requieren el uso de medicamentos a largo plazo que no pueden suspender), cuando hay cáncer o cuando se tiene otras dolencias.

Ese fue el caso de Gonzalo Huarancca, quien además de tener gastritis sufría de la vesícula, por esa razón no podía curarse.

“Cuando pensé que estaba condenado a sufrir de gastritis y úlcera toda mi vida, es que conocí a la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo, donde aprendí a usar mi fe y logré curarme”, cuenta.

Hoy, con 65 años, Gonzalo vive feliz sin las molestias que la gastritis le causó durante años.

La gastroenteróloga Hellen Agurto afirma que no debemos descuidarnos de la gastritis, porque además de causarnos una úlcera, puede con el tiempo derivar en un cáncer gástrico o de esófago. Por eso recomienda ir al médico ni bien sienta uno de los síntomas descritos líneas arriba. (Redacción)

PREVENCIÓN
- Evite el alcohol y el tabaco
- Deje el té negro y el café
- Erradica las comidas picantes y frituras
- Controle el estrés
- Tenga un horario para alimentarse

REMEDIOS CASEROS
Si ya sufre de gastritis, estos alimentos le ayudaran aliviar las molestias:
- Frutas: papaya, peras.
- Menestras
- Verduras frescas.
- Agua: 8 vasos diarios.
- Infusión: anís, hinojo.