jueves, 26 de febrero de 2015

¿Con qué cartera voy?


Quienes afirman que en un bolso la mujer lleva de todo, no se equivocan. Lo único malo, es que si es muy pesada, generará problemas de salud con el tiempo.

En una rápida encuesta, la mayoría de mujeres reconoció que no les importaba cargar una cartera pesada, mientras no le faltase nada.
Lo que la mayoría de ellas no saben, es que el uso diario de estas carteras puestas sobre el hombro generarán con el tiempo problemas de salud, como hernias discales y artrosis.
“Es como si estuvieran cargando un ladrillo o un bebé de un mes de nacido”, dice el médico traumatólgo Richard Saavedra.
Si bien las carteras actuales pesan en promedio menos de medio kilo, la mayoría de las mujeres impulsadas por la moda optan por comprarse carteras tipo XL, o sea, las más grandes, porque, según ellas, se ven mejor.
Saavedra sostiene que pensar así es ser irresponsable puesto que demuestra que a esas mujeres no les interesa su salud.
“Al colgarse la cartera en el hombro se afecta una articulación llamada acromioclavicular, que es la responsable de la incomodidad y el dolor”, sostiene el galeno.
Agrega también que los nervios que vienen del cuello hacia el brazo también sufren produciendo cansancio, dolor y calambres en las mujeres que de cuello corto. 
Sobre el uso frecuente de carteras pesadas sobre el antebrazo, Saavedra  advierte que ello es peligroso ya que los ligamentos musculares pueden romperse.
¿De dónde proviene la moda de llevar bolsos enormes y pesados a la altura del codo? Según algunos modistas, de Victoria Beckham, quien en una ceremonía, donde fue invitado su esposo David Beckham, en el 2010, apareció con un bolso grande sobre el brazo. A partir de esa fecha, se hizo tendencia entre las mujeres.
 “La recomendación médica es que siempre opten por bolsos que distribuyan mejor el peso del cuerpo, tales como mochilas (especialmente con los cinturones de seguridad, que se encuentran atrapados en el vientre), o carteras con asas cruzadas”, sostiene Saavedra. (Redacción)