jueves, 19 de mayo de 2016

Colesterol asesino


En los últimos 20 años, los accidentes cerebrovasculares y los ataques cardiacos en el país se han incrementado por culpa de esta enfermedad.

A medida que las personas envejecen están más expuestas a sufrir del llamado colesterol malo, debido –principalmente- a los malos hábitos de alimentación.

Hasta la década de los 80, esta enfermedad era muy frecuente en mayores de 40 años; sin embargo, con la aparición de la “comida chatarra”, ahora estamos viendo jóvenes víctimas de esta dolencia.

María Piedra Alfaro, nutricionista del Ministerio de Salud (Minsa), afirma que el colesterol no es más que grasa natural que nuestro cuerpo requiere para funcionar correctamente, pero cuyo exceso puede causar acumulaciones o bloqueos en las arterias que provocan padecimientos cardiacos graves.

Según el Minsa, como consecuencia del colesterol malo, los accidentes cerebrovasculares y los ataques cardiacos en el país se han incrementado en un 10% en los últimos 20 años.

Tipos de colesterol
El organismo humano obtiene el colesterol de dos fuentes: de los alimentos de origen animal como la yema de los huevos, carne, leche, mariscos, queso, etc.; y la proveída por el mismo cuerpo, debido a que el hígado la produce constantemente a partir de carbohidratos simples y ácidos saturados.

Piedra Alfaro dice que cuando hay un exceso de grasa producto de una mala alimentación, por razones genéticas o enfermedad, se produce el colesterol malo llamado LDL o de baja densidad que lleva la grasa del hígado al resto del organismo.

Por el contrario, el colesterol bueno conocido también como HDL o de alta intensidad ayuda a la producción de hormonas y otros compuestos. En otras palabras, los HDL contribuyen a disminuir el colesterol circulante en la sangre y evita que se acumule en las paredes de las venas y arterias.

Olimpio Huanca Utrilla como muchas personas comenzó a sufrir de colesterol luego de alimentarse mal.

Producto del exceso de carnes rojas, harina, frituras, Huanca Utrilla empezó a los 66 años a sufrir de fuertes dolores de cabeza, mareos, agitación al caminar y por momentos pérdida de equilibrio.

Según Oscar Roy Miranda, exdecano del Colegio de Nutricionista del Perú, cuando una persona tiene más de 130 mg/dl de grasa en la sangre, ya estamos hablando de colesterol.

Dice que si esta situación persiste durante un tiempo prolongado, se produce ateroesclerosis y otras enfermedades circulatorias y del corazón.

La forma más segura y fácil de saber si tus niveles de colesterol en la sangre son altos es a través de un estudio de sangre. Sin embargo, a partir de ciertos síntomas uno puede sospechar si sufre de esta dolencia. Así tenemos: adormecimiento de las extremidades, fatiga, mareos, dolor en el pecho, manchas y abultamientos amarillentos alrededor de los ojos llamados Xantomas.

Olimpio Huanca cuenta que cuando el médico le dio los resultados de los análisis de sangre que le mandó a sacar, los resultados arrojaron 250 mg/dl de colesterol y 25 de glucosa.

Hábitos de vida
Roy Miranda sostiene que mediante la práctica constante de ejercicio físico (30 minutos de caminata diaria, en caso no tuviera tiempo) y una alimentación saludable se reduce el colesterol malo y se aumenta el colesterol bueno.

En caso de estar obeso, recomienda bajar de peso.

Olimpio Huanca, que ya se encontraba participando de las cadenas de oración, cuenta que perseverando logró curarse.

Ahora, a sus 73 años, él goza de buena salud. “Hace dos años no presento ningún tipo de problemas”, sostiene. (Redacción)

ALIMENTOS SALUDABLES
Pescado
Frutas y legumbres
Avena
Aceites vegetales
Fibras  
Cebada