jueves, 19 de mayo de 2016

Fumar mata


En el país fallecen 44 personas al día por culpa del tabaco y más de 90 mil se enferman al año por su consumo. Los más preocupante, es cada vez más jóvenes usan el cigarrillo.

Por culpa del consumo de cigarrillo, en el Perú, cada año, miles de personas son diagnosticadas de una serie de dolencias atribuibles al tabaquismo: 45. 277 por enfermedad pulmonar obstructiva crónica, 22.153 de neumonía, 6.894 de infarto, 3.081 de cáncer de pulmón, 4.234 de otros tipos de cáncer y 7.539 de accidentes cerebro vasculares.

Como consecuencia de este panorama aterrador, al año fallecen en el país 16.060 personas por fumar; es decir, 44 peruanos por día, según cifras del 2013 de la Universidad Cayetano Heredia y el Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria.

Para tratar a los enfermos por el cigarrillo, el Estado Peruano gasta aproximadamente 823 millones de dólares al año, y para ello solo recauda 120 millones de dólares anuales por impuesto al tabaco.

Con el objetivo de cambiar esta realidad, en el 2003 el Perú firmó el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco (CMCT) que hasta el momento ha sido ratificado por 173 países, incluyendo la Unión Europea.

En concordancia con el compromiso asumido hace 16 años, el actual gobierno aumentó recientemente la tasa del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) al cigarrillo de S/. 0,07 a S/. 0,18.

A pesar de una serie de medidas que se han dado a lo largo de estos años en el país en la lucha contra el consumo del tabaco, aún existen algunos compromisos pendientes.

Por ejemplo, en el Congreso desde hace tres años se encuentra un proyecto que busca eliminar toda forma de publicidad de tabaco incluyendo la exhibición de estos productos.

Según Milton Rojas, psicólogo de Cedro, la presión de la industria tabacalera en el Congreso no está permitiendo que este proyecto se apruebe, algo que preocupa, “porque mientras los legisladores lo siguen pensando, ya han muerto 40 mil peruanos desde que se presentó en el 2013 dicha iniciativa”.

A pesar de los argumentos que esgrimen las tabacaleras respecto a la publicidad, diversos estudios han demostrado que la publicidad fomenta el tabaco y condiciona la marca del cigarrillo.

Una de estas investigaciones, publicada en Nicotine and Tobacco Research el 2015, analizó el impacto de una serie de anuncios clasificados según el género que trataban de vender: cigarrillos normales, bajos en nicotina o productos que pretenden reducir la exposición al tabaco. Estos últimos se denominan productos PREP (sus siglas en inglés) y, entre otras propiedades, presumen de ser una forma de tabaco con menos niveles tóxicos o menos agentes cancerígenos.

Los autores evaluaron el impacto de estos distintos recursos publicitarios sobre 600 fumadores mayores de 18 años. Se pidió a cada uno de los participantes que contemplase un total de tres anuncios, uno por cada clase de tabaco. A continuación los individuos respondieron un cuestionario sobre sus percepciones.

En sus contestaciones, la mayoría de los fumadores señalaron que los PREP suponen un menor riesgo para la salud. A pesar de que los investigadores recalcan que “hasta la fecha las reivindicaciones sobre los efectos saludables realizados por estos productos no han sido corroboradas con evidencia científica”, los usuarios captaron un mensaje saludable.

Un reciente estudio de la Universidad Johns Hopkins realizado en Lima en febrero de este año reveló que el 96% de bodegas y tiendas de grifos de la ciudad se encuentran ubicadas cerca de los colegios.

Así mismo que el 71% de ellos son colocados al costado de caramelos, galletas y dulces, y que el 57% de las tiendas y bodegas en un radio de 250 metros de los colegios venden cigarrillos sueltos en evidente flagrancia a la ley.

Menores: los más afectados
Estudios de Devida y Cedro del 2012 y 2013 revelaron que en los últimos años, los escolares y universitarios del país vienen consumiendo cada vez más cigarrillos. Y no solo eso, sino que la edad del inicio del consumo cada año es menor.

Cabe señalar, que ambos estudios mostraron también que la brecha del consumo de tabaco entre hombres y mujeres se ha reducido; es decir, hoy más mujeres están fumando.

El psicólogo Milton Rojas considera que esa realidad se debe a varios factores, como la moda, la publicidad, y la idea –equivocada- que tienen muchas mujeres que fumando llamaran más la atención al sexo masculino.

El doctor Luis Mas, presidente de la Sociedad Peruana de Oncología, sostiene que esta realidad ha originado que las más mujeres sufran más de cáncer al pulmón que los hombres.
Según la Liga Peruana de Lucha contra el Cáncer, en el Perú, el cáncer de pulmón se encuentra entre las cinco neoplasias malignas más frecuentes, siendo el factor epidemiológico más importante el consumo de cigarrillo. (Redacción)

EN EL MUNDO
Según la OMS, cada día, entre 80.000 y 100.000 jóvenes en todo el mundo se vuelven adictos al tabaco. Si las tendencias actuales continúan, 250 millones de los niños de la actualidad morirán a causa de enfermedades relacionadas con el tabaco en los próximos años.

SABÍA
Este 31 de mayo es el Día Mundial Sin Tabaco.