lunes, 30 de mayo de 2016

Cuidemos el agua


Para mejorar la administración de este recurso en el país y así evitar conflictos socioambientales, lanzan campaña.

Perú es uno de los 20 países del mundo con más agua dulce. A pesar de esta bendición, el 53% de este recurso disponible en la costa y sierra se desperdicie por falta de infraestructura y por la irresponsabilidad de buena parte de la población, que no sabe cuidar este líquido elemento.

Si a esta cruda realidad le sumamos que en los últimos 30 años, por culpa del cambio climático, se ha perdido el 40% de la superficie glaciar de nuestro país, es decir, se han perdido 7.000 millones de metros cúbicos equivalentes al consumo de agua en Lima durante 10 años, entonces tenemos razones para estar preocupados.

Los glaciares en el Perú dan nacimiento a las tres principales vertientes (Titicaca, Amazonas y el Pacífico), que nos proveen de agua. Siendo la vertiente del Pacífico la que concentra el 63% de la población y en donde se genera el 78% del PBI nacional.

Sin embargo, esta vertiente solo tiene el 2% del agua disponible en el país y, de esa cantidad, únicamente se aprovecha el 47%.

Los glaciares se encuentran en las zonas alto-andinas donde 14 millones de hectáreas han sido concesionadas a la minería.

Se estima que para los próximos 20 años, la demanda de agua por la minería se incrementaría en un 132%. La deficiente información sobre las fuentes de agua nacionales y la falta de transparencia sobre los derechos de uso de agua son unos de los principales nudos que estrangulan el manejo participativo y democrático del agua. Según un estudio de la PUC, la contaminación ambiental minera sobre los recursos hídricos durante el 2008 y 2009 ascendió a un total de 1.263,5 millones de dólares. Además, se calculan más de 6.800 pasivos mineros.

Por culpa esta situación, conflictos como Conga, Espinar o Tía María, y la lucha de personas como Máxima Acuña de Chaupe, campesina cajamarquina ganadora del Premio Goldman 2016, nos recuerdan que los conflictos hídricos constituyeron la mitad de los conflictos socioambientales, durante el periodo 2005-2013.

Campaña
Con el objetivo de alertar a la población sobre la deficiente gestión del agua en el Perú, CooperAcción lanzó recientemente la campaña “Mójate por el Agua”.

La abogada Ana Leyva, directora de CooperAcción, dice que esperan que la ciudadanía se involucre en la campaña a través de un conjunto de iniciativas, entre ellas: compartir la información, opinar y enviar cartas para que las autoridades electas establezcan las prioridades para mejorar la gobernanza del agua.

Agrega que la campaña también busca plantear propuestas de política pública en diversos ejes como la gobernanza del agua y asignación de derechos de uso para la minería, el reconocimiento de los derechos al uso del agua de las comunidades indígenas y participación en la gestión, trasvases y protección de los glaciares. (Redacción)

SABÍA
Según el Tyndall Center de Inglaterra, nuestro país es el tercero más vulnerable del mundo al cambio climático.