jueves, 23 de abril de 2015

Consejos para unos pies hermosos


Para que lo tengas bellos y delicados, sin gastar mucho dinero, aquí te decimos cómo.

Mayormente las mujeres son las que más atención dan al cuidado de los pies. Y no por una cuestión de vanidad, sino para mantenerlas saludables, y así poder caminar sin ningún problema ni molestia. 
Los pies son tan importantes como las manos, por eso todos los días debes contar con unos minutos de tu tiempo para brindarles los cuidados que necesitan.
A continuación el portal 1001 Consejos te enseñará 9 pasos que te ayudarán a cuidar tus pies y mantenerlos saludables. Ponlos en práctica y verás los resultados muy pronto. Recuerda que unos pies bellos hablan muy bien de ti y tu salud.
Consiente tus pies.- En un recipiente con agua caliente, coloca tus pies por 10 minutos, añade sal o aceite esencial para ablandar las asperezas. Si tienes callos, usa una piedra pómez para suavizarlos. Después de ese tiempo seca tus pies.
Lima las uñas.- Después de eliminar las asperezas, lima las uñas en forma cuadrada sin dejar picos; si están muy largas, córtalas, pero no mucho, para evitar que se hundan.
Cutícula.- Con un palito de naranjo empuja las cutícula hacia atrás, luego, con un pequeño cepillo mojado, repasa el área donde tu uña se encuentra con la piel.
Humecta tus pies.-  Para que los pies se vean bonitos es necesario que estén humectados, para ello aplícate una cantidad generosa de tu humectante para los pies o crema de tu gusto dejando que se absorba.
Masajéalos.- Los pies son nuestro vehículo diario, por eso es necesario consentirlos de vez en cuando, a través de un masaje que empezará del talón y terminará hasta llegar a los dedos. Para ello use aceite esencial o crema humectante.
Pinta tus uñas.- Aplica una capa de esmalte de base, dos capas de esmalte de color y finalmente una capa de esmalte para terminar: tus uñas lucirán brillantes y pulidas.
Zapatos apretados.-Evita siempre usar zapatos que lastimen tus pies, lo recomendable es usar zapatos cómodos en los que tus pies queden perfectos sin sentirlos apretados.
Andar descalzo.-  El mejor ejercicio es andar descalzo, en la playa, el suelo de la casa o el césped, es un magnífico masaje para unos bonitos pies.
Calcetines.- Si lo utilizas  evita que estén demasiado ajustados ya que dañan la circulación. Utiliza calcetines siempre limpios, de algodón o lana que no lastimen tus pies. (Redacción)