viernes, 23 de julio de 2010

Regidores casi se van a los golpes en Trujillo


Una escandalosa sesión protagonizaron los miembros del concejo provincial de Trujillo. Róger Obeso, del Apra, y Pablo Penagos, de Alianza para el Progreso, intercambiaron insultos y casi se van a las manos.
El vergonzoso hecho ocurrió después que el concejo municipal rechazara la solicitud de licencia del regidor Daniel Salaverry para postular a la Alcaldía de Trujillo por el Partido Aprista (PAP). Ello ocasionó insultos de grueso calibre entre los seguidores del partido de la estrella y el actual burgomaestre de Alianza para el Progreso, César Acuña.
Acto seguido, el regidor aprista Róger Obeso quiso dar las explicaciones respectivas, pero al ver que era ignorado por César Acuña, se acercó y bruscamente le arrebató el micrófono para después acercarse hacia el regidor oficialista Pablo Penagos, a quien calificó de “ladrón”.
Esto provocó que ambos se fueran a las manos y que el concejo municipal de Trujillo se convirtiera en un campo de batalla. Las aguas recién se calmaron cuando se retiraron los miembros apristas.