miércoles, 5 de agosto de 2015

Cámara de Comercio de Lima agila proceso gracias a tecnología



Con el fin de mejorar la atención de los usuarios internos y externos, la Cámara de Comercio de Lima (CCL), adquirió un software de digitalización y seguimiento de los casos arbitrales en línea.

Luego de un riguroso proceso de selección en el cual participaron los principales competidores del mercado, la CCL (con más de 350 empleados que atienden en 6 sedes en Lima) seleccionó a Lexmark para que le brinde las soluciones que buscaba.
Digitalización de los documentos
Para el tema de digitalización, requerido por el Centro de Arbitraje, los técnicos de Lexmark desarrollaron una solución personalizada que consistió en el diseño de plantillas de los principales documentos que deben ser digitalizados. Estas plantillas, pre-cargadas a las impresoras multifuncionales de Lexmark, permiten la rápida digitalización de los documentos que son enviados a una base de datos que es manejada por los usuarios. De esta manera, los usuarios internos y externos pueden realizar consultas de los documentos correspondientes al proceso arbitral.
Previo al desarrollo del software y a la digitalización de la documentación, se producía una saturación de llamadas de las partes, los abogados, así como de los árbitros para consultar sobre los casos arbitrales. Las llamadas eran atendidas y, dependiendo de los casos, algunas podían extenderse por varios minutos.
Gracias a la solución de digitalización desarrollada por  Lexmark y el Sistema de Consulta en Línea, se redujeron en 60% las consultas telefónicas y en 50% las consultas presenciales.
Impresión de documentos
La solución diseñada por Lexmark para la Cámara incluyó la adquisición de 40 Multifuncionales (color y blanco y negro), el abastecimiento de insumos y repuestos para los procesos de impresión y el servicio técnico. Asimismo comprendió el monitoreo permanentemente de los equipos que permite conocer al detalle y en tiempo real el consumo de impresión (cuánto se imprime en blanco y negro o a color, qué persona, tamaño de papel y horario de usos). Estos datos permiten tener un control exacto del flujo de impresión y tomar acciones correctivas de ser necesarias.
Otro componente del servicio fue el Sistema de Impresión Segura que consiste en el uso de una clave por parte del usuario. Este sistema reduce en gran medida las mermas generadas por impresiones erradas o innecesarias.
El Ing. Pablo Ramírez Peña, Gerente de Sistemas de la CCL,  comenta que Lexmark nos ha traído un cambio cultural en la institución. “Los empleados han entendido que imprimir tiene un costo real y un costo ecológico, ahora tenemos colaboradores que imprimen menos, el Sistema Impresión Segura los ayuda a autorregularse. Además el servicio post venta es muy cercano, Lexmark siempre está pendiente de lo que requerimos y de nuestras nuevas necesidades, y esto nos hace sentir que crece con nosotros”, sostuvo.