miércoles, 5 de agosto de 2015

El ciberbullying no es juego


Las víctimas ya no solo se suicidan. De  acuerdo con un reciente estudio, 3 de cada 10 escolares de 12 a 17 años acosados por Internet se refugian en las drogas y el alcohol.

Carlos (13 años) desde que llegó a Lima y comenzó a estudiar en un colegio estatal, es blanco de burlas de sus amigos por las redes sociales, debido a su aspecto provinciano.
Junto con Carlos, otros dos jovencitos de la misma edad, pero de otra aula, también son objeto de acoso por la Web.
Lo que comenzó como una broma de mal gusto por parte de sus compañeros de aula, estas humillaciones terminaron minando la autoestima de estos tres adolescentes.
En solo cuatro meses (marzo – junio), de ser alumnos aplicados acabaron siendo los últimos de la clase. Y lo que es peor, cayendo en los tentáculos del alcohol y el cigarro.
Al igual que estos colegiales, un reciente estudio de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) reveló que tres de cada diez escolares que son objeto de acoso por la web se refugian en el alcohol y las drogas.
De acuerdo con este estudio, el 32,5% de los que estudian secundaria, es decir, jóvenes entre 12 y 17 años, consume alcohol y el 21,3% fuma cigarro.
En cuanto al uso de las drogas ilegales, el 5,2% prueba marihuana, el 3,7% éxtasis y 2,9% cocaína.
Sin embargo, un hecho que llama la atención, es que estas cifras son mayores cuando se trata de los agresores, pues el  36% bebe alcohol y el 25% fuma tabaco.
Mientras en las drogas ilegales, el consumo de los agresores es casi el doble respecto a las víctimas: en marihuana el 6,9%, en éxtasis el 5,1% y cocaína 4,3%”, según Devida.
¿Qué lleva a los jóvenes adolescentes a refugiarse en las drogas? ¿Por qué su consumo es mayor en los agresores? Según  Milton Rojas, de Cedro, existen determinados perfiles de jóvenes que son más propensos a caer en el alcohol y las drogas. Así tenemos a los introvertidos, a quienes tienen problemas con la familia, los que no saben lo que quieren de la vida, etc.
En cuanto a los agresores, Rojas señala que ellos consumen más las drogas porque son antisociales, y no tienen control de sus impulsos. Generalmente ellos provienen de familias donde hay mucha violencia física y psicológica
Viene aumentando
El ciberbullying se ha convertido en una amenaza que crece en forma alarmante en el Perú, debido a que cada año hay más jóvenes con acceso al Internet. Los casos se presentan, principalmente, entre escolares de entre 12 y 17 años, que según el Instituto Nacional de Estadística e Informáticas (INEI) son los que casi están todos los días en la Web, sobre todo en las redes sociales.
De acuerdo con el último estudio técnico de esta institución, el 54,4% de jóvenes en edad escolar está conectado todos los días al Internet. De esta cifra, el 55,5% es varón y el 53% mujer.
Esta realidad supone, según Rojas, que en los próximos años producto del hostigamiento al que están expuestos muchos jóvenes, tengamos más escolares inmersos en las drogas y el alcohol, además de estar propensos al suicidio.
Según un estudio de Cedro, denominado “Ciberbullying, Violencia relacional en la sociedad de la información”, este fenómeno se presenta en un 77% por causas de discriminación física y sexual. Así, 55% son burlas por características físicas y 22% por el color de la piel.
Esto supone, según la decana del Colegio de Psicólogos de Huánuco, Carmen Mendoza, falta de tolerancia a las diferencias raciales que existe en nuestra sociedad, por lo que urge iniciar campañas en los colegios, con énfasis en el nivel primario.
El perfil de la víctima de ciberbullying es el mismo que en el caso de bullying: chicos tímidos y tranquilos. El tema cambia en el caso de los agresores. Estos suelen ser adolescentes que dominan las redes sociales y que tienen cierto nivel de tecnología. “Son digitalmente competitivos”, dice Milton Rojas.
Más en mujeres
Un aspecto a tomar en cuenta, dice el especialista de Cedro, es que en los últimos años se ha observado más adolescentes mujeres consumiendo drogas a causa del ciberbullying.
Si bien no existen estudios profundos sobre las razones del porqué las escolares consumen más drogas, Rojas cree que ello podría deberse a que las adolescentes ven en estas sustancias una vía de escape a sus problemas de autoestima.
El ciberbullying no es un juego como muchos jóvenes creen, ya que para ser considerado como tal, todos los participantes deberían divertirse; sin embargo, la realidad nos dice que hay algunos que sufren, debido a que son el blanco de las burlas de los demás compañeros o amigos.
Actualmente cuando un menor sufre alguna agresión por parte de otro menor, el Código de los Niños y Adolescentes señala que serán los padres del agresor quienes tendrán que pagar una reparación civil de acuerdo a la gravedad de los hechos. No hay cárcel por sus actos. De ahí, que algunos estén proponiendo considerar el ciberbullying y el bullying como delitos.
Para desterrar el ciberbullying,  que ha llevado a algunos jóvenes a suicidarse, Milton Rojas recomienda profundizar la política de Estado contra la violencia hacia los adolescentes. Mientras a la familia y profesores involucrase y participar más en la prevención de este problema. (Redacción)