miércoles, 25 de noviembre de 2015

Autoestima de la mujer


Disfrutar más de la vida implica tener una buena imagen de sí misma, de lo contrario, es ser infeliz.

Desde que en el 2012 las Naciones Unidas elaboró su primer Informe Mundial sobre la Felicidad, el Perú se encuentra entre los países menos felices del planeta.

Este 2015, según este mismo organismo, el Perú ocupó el puesto 58 en el ranking global de felicidad, mientras que en América Latina el puesto 16 entre 20 países de esta parte del continente.

El problema de la autoestima, que en las personas genera niveles de infelicidad y complejo de inferioridad, es que se expresa de manera omnipotente. Es ahí donde emerge la violencia y la prepotencia, características de un país que no es feliz, expresa Jorge Yamamoto, psicólogo social.

Una mujer que tiene autoestima, es decir, que tiene una buena imagen de sí, puede disfrutar más de la vida que aquella que tiene la autoestima baja, expresa el sociólogo Gonzalo Portocarrero.

Según una investigación de Construye, Observatorio Regional para la Mujer de América Latina y el Caribe A.C, existen un 57% de mujeres con baja autoestima, porque para ellas es difícil enfrentarse a las ideas actuales de belleza.

Si bien existen varias las razones que llevan a una mujer a tener baja autoestima, en esta oportunidad mencionaremos las cinco principales.

La infidelidad.- Enterarse de ello es muy traumático, habrá quienes logran superarlo y consolidan sus relaciones, pero hay mujeres que sienten que se acabó el mundo.

Las críticas.- Cuando estamos pidiendo de forma constante la aprobación de los demás, las palabras severas nos hacen sentir que no valemos nada.

Las redes sociales.- Si se presentan comentarios negativos en el Facebook, sobre todo en las adolescentes, se deprimen bastante.

Tener pancita.- Para las mujeres el aspecto físico es importante, sobre todo mientras son jóvenes y adolescentes. No tener esa belleza genera angustia y problemas alimenticios.

La agresión.- Las que son maltratadas continuamente por sus parejas son inseguras, dependientes y, por tanto, proclives a ser víctima de un feminicidio.

Te podemos seguir mostrando lo que más lastima a una mujer, pero la verdad es que una debe empezar a amarse sin que nadie te lo diga. Es importante creer en las decisiones que vas a tomar, es decir, si te equivocaste aprende de ello, pero no te lamentes no haber hecho algo diferente. (C.M.)