miércoles, 18 de noviembre de 2015

“Salud no está ayudando a las agraviadas”


- Doctora Patricia Sarmiento, como comisionada de la Adjuntía para los Derechos de la Mujer de la Defensoría del Pueblo, ¿qué opinión tiene del incrementado en 10% de los casos de violencia sexual hacia las mujeres?
- La problemática de la violencia contra las mujeres no solo debe enfrentarse desde el lado de la sanción por parte del sistema de administración de justicia, sino que el trabajo en prevención resulta siendo fundamental para lograr reducir cifras como las citadas. Es necesario eliminar de nuestro imaginario social aquellos estereotipos de género que colocan a las mujeres en una posición de subordinación con relación a los varones y para ello la educación que les brindemos a nuestros niños y niñas resulta siendo fundamental.
- Según la Federación Internacional de Sociedades de Ginecología y Obstetricia, el 15% de las mujeres que sufrieron de violencia sexual quedaron embarazadas. ¿Qué está haciendo el Estado para luchar contra esto?
- De acuerdo a los estudios realizados por la Defensoría del Pueblo, en los casos de atención a víctimas de violación sexual, la norma establece que existe una obligación por parte del personal de salud de realizar exámenes clínicos, pruebas de laboratorio, toma de muestras y la prescripción de medicamentos aprobados que ayuden en la recuperación de la agraviada. Sin embargo, se ha identificado que en el caso de realización de pruebas de laboratorio, ninguna de ellas supera el 50%. Además, de acuerdo a las personas entrevistadas, la prueba para detectar el VIH solo se practicó en el 49,9% de los casos, las de infecciones de transmisión sexual en el 45,5%, y las pruebas de embarazo en el 37,5%.
Con relación a la prescripción de medicamentos, el 37,5% de los profesionales de salud no prescribe ningún medicamento a las mujeres víctimas de violación sexual.