jueves, 19 de marzo de 2015

Perú: aumenta la convivencia


Según el INEI, cada vez más las mujeres prefieren convivir que casarse. En la presente nota, sepa las razones.

La reconocida actriz Mónica Torres confesó que se está divorciando y descartó que haya existido infidelidad.
“Me estoy separando y sin conflictos, y es de mutuo acuerdo”, reveló.
Al preguntársele sobre si se volvería a casar, ella dijo no descartar nada, inclusive, la convivencia.
Al igual que Mónica, hoy, más peruanas vienen optando por la convivencia que por el matrimonio.
Esta realidad, se  vio reflejada en la última encuesta del Endes, donde se señala que en los  últimos 20 años, el número de mujeres convivientes en el país pasó de 17,7% en 1993 a 33,9% en el 2013. Mientras, en ese mismo periodo, el número de casadas bajó de 37,4% a 23,1%.
¿Por qué hay más mujeres que prefieren convivir en vez de casarse? Para Gina Yáñez, abogada especialista en temas de mujer, la razón la encontramos en las dificultades que conlleva un matrimonio. “En la sociedad machista que vivimos, el hombre casado siente que la mujer es de su ‘propiedad’ y por ello tiene más ‘derecho’ para ejercer la violencia contra ella”, dice.
El sociólogo Marcos Obando tiene otra visión respecto a este tema. Para este profesional, hoy, los jóvenes tienen una idea más ‘abierta’ de lo que significa el concepto de pareja, es decir, no creen que formalizar la relación sea un factor importante.
Otro aspecto que induce a la convivencia, explica el sociólogo, es la forma como los jóvenes vivieron su niñez respecto a la relación con sus padres. “Si ellos vieron a sus progenitores hacerse trizas por la infidelidad o violencia, entonces rehúyen a todo tipo de compromiso”, sostiene.
Agrega que otro impedimento está en el factor económico. “Casarse no es barato, y requiere de muchos documentos, por lo tanto, la única opción que les queda es la convivencia”, señala.
Para Carmen Mendoza, decana del Colegio de Psicólogos de Huánuco, el tema pasa por la infidelidad, puesto que existen estudios que señalan que el hombre casado es más propenso a ‘sacar los pies del plato’, del que no está casado.
Por eso, agrega Mendoza, la mujer prefiere mejor la convivencia porque le será más fácil separarse del mal hombre que estando casada.
¿Hacia dónde vamos? Según la psicóloga, a debilitar gradualmente la estabilidad del matrimonio hasta su desaparición.
Durante el 2012, el total de divorcios en el área metropolitana de Lima y Callao fue de 9.073. En el 2011 se produjeron 8.371 divorcios. Este aumento, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), se explicaría, entre otras razones, por la existencia del trámite de divorcio notarial o municipal, con lo cual el divorcio es mucho más rápido. (Redacción)