jueves, 26 de marzo de 2015

Crece la diabetes en el país


Por los malos hábitos alimenticios y la vida sedentaria, más del 8% de la población mayor de 18 años padece esta enfermedad, que no tiene cura y que afecta inclusive a los niños.

Sandra Martínez (35) siempre gustó de comer bien. Su relación con la comida, sobre todo con los dulces, comenzó a los 15 años. Ella recuerda que más de una vez cogió sin permiso los pasteles que su mamá preparaba para vender en la confitería que tenía en el primer piso de su casa.
Su pasión por la comida sin embargo acabó el día que su médico le dijo que la causa de sus molestias al riñón se debía a sus altos niveles de azúcar en la sangre. Tenía solo 24 años.
Sandra sin quererlo se convirtió en una diabética mellitus tipo 2, es decir, aquella que se adquiere por culpa de los malos hábitos de vida.
De acuerdo con el Centro de Alimentación y Nutrición del Instituto Nacional de Salud (INS), en el país, el 8,2% de la población mayor de 18 años tiene diabetes mellitus tipo 2, siendo que más de la mitad de los afectados por esta enfermedad ignora que la padece.
Para el Ministerio de Salud (Minsa), cada año se detectan entre 80.000 a 100.000 casos nuevos de diabetes tipo 2.
El 2014, según esta misma institución, fueron diagnosticadas con este mal un millón 721.893 personas.
La diabetes mellitus es una enfermedad que no tiene cura y que afecta la calidad de vida de la persona y de no ser controlada adecuadamente puede llevar a padecer otros males e incluso ocasionar la muerte.
Según Mirko Lázaro, nutricionista del INS, entre los órganos que se ven dañados por causa de la diabetes están los ojos (glaucoma), los riñones, los nervios, el sistema cardiovascular y vasos sanguíneos.
Niños también
Los malos hábitos de vida, que supone un aumento de la llamada comida ‘chatarra’ y la falta de actividad física, no solo están afectando a los adultos, sino también a los niños.
En el 2013, el Minsa informó que de cada 100 niños, 25 ya eran diabéticos.
Para Oscar Roy Miranda, decano del Colegio de Nutricionistas del Perú, esto es muy preocupante porque en el futuro vamos a tener más jóvenes sufriendo de diversas enfermedades provocadas por la diabetes, lo que supone, por el lado del Gobierno, un mayor gasto en el servicio público de salud.
Ante esta situación, el Centro de Alimentación y Nutrición del Instituto Nacional de Salud elaboró recientemente el documento técnico de Consulta nutricional para la prevención y control de la diabetes mellitus tipo 2 de la persona joven, adulta y adulta mayor.
Cambios de hábito
Para prevenir la diabetes mellitus tipo 2, Mirko Lázaro recomienda comer frutas y verduras en 5 porciones al día, carbohidratos complejos como los cereales integrales, optar por el pescado y carnes blancas, así como lácteos y derivados bajos en grasa. De igual forma disminuir los azúcares y moderar el consumo de carnes rojas. 
Agrega que debe realizarse actividad física al menos tres días a la semana, con no más de dos días consecutivos sin ejercicio.
Por su parte, Roy Miranda sugiere a los que ya tienen la enfermedad ir a un nutricionista para que le elabore un plan de actividades de lo que debe comer, día tras día, y qué tipo de ejercicios debe realizar.
“Mientras las personas afectadas controlen su nivel de azúcar, ellas llevarán una vida normal”, dice Miranda. (Redacción)

IMPORTANTE
1.- La diabetes no es hereditaria, lo que si se trasmite genéticamente es la predisposición a la enfermedad.
2.- Además de la diabetes tipo 2, también existe la diabetes tipo 1, que es la que se produce por falta de insulina (hormona que sirve para convertir el azúcar).

A SABER
1.- La diabetes tipo 2 se concentra principalmente en las ciudades. En las zonas rurales, por el mismo estilo de vida, que es más sano, es raro que una persona sufra de este mal.
2.- El porcentaje normal de glucosa en la sangre no debe superar los 120. Se dice que una persona tiene diabetes, cuando tiene niveles superiores a 180.