miércoles, 20 de enero de 2016

Cara y sello del dólar


La inflamación de este año superaría nuevamente la expectativa del BCR, debido al incremento de la divisa norteamericana, que según entendidos llegaría a los S/. 3.60.

El escenario económico mundial del 2016 continuará difícil para países como el Perú. La desaceleración del crecimiento de China y el consecuente desplome de su bolsa de valores viene empujando un dólar al alza. Hasta el martes 19 de enero, la divisa norteamericana ya se cotizaba a 3.434, su mayor nivel en algo más de 10 años (desde los S/. 3.446 del 13 de enero del 2006).

De acuerdo con algunos entendidos, como Jorge Gonzales Izquierdo, el dólar deberá alcanzar a fines de año 3.60, lo que repercutirá en la tasa de inflación.

Como toda moneda de dos caras, mientras algunos ganan con el alza del dólar otros pierden.

En países, como el nuestro, los que ganan con un dólar alto –que valga verdades son los más pocos – son aquellas empresas que se han dedicado a la exportación y cuyos productos serán pagados en la divisa norteamericana, que al ser cambiado en el mercado local, se traducirá en más soles. En cambio, las que ya comenzaron a perder desde el año pasado son las importadoras, es decir aquellas que para funcionar dependen de la compra de materias primas y productos en el exterior.

Entre las empresas importadoras que más están sintiendo el alza del dólar, están las dedicadas a la compra del maíz.

Según el economista Gonzales Izquierdo, el pago que hacen estas empresas por la importación de alimento ya lo están sintiendo las amas de casa. “Basta con darse una vuelta al mercado para ver como el kilo de pollo, ave que para su alimentación precisa del maíz, se ha incrementado”, afirma.

Pero no solo los alimentos importados han subido de precios, también ese mismo fenómeno se observa en las bebidas, la ropa, los vehículos y pieza de automóviles.

Esta situación, a decir de Jorge Gonzales, originó que la inflación del año pasado superase las expectativas inflacionarias del Banco Central de Reserva (BCR), que lo calculó en 3,5%, sin embargo, terminó cerrando en 4,4%.

Jorge Guillén, economista de ESAN, considera que las cosas este año no serán mejores que el 2015, toda vez que el dólar seguirá en alza por el escenario internacional, pero también por lo que acontecerá en nuestro país, como las elecciones presidenciales en abril.

“Lo que pasa en el Perú, es que nuestra economía está amarrada al dólar por un tema inflacionario y por eso no lo dejan flotar libremente, a pesar que el Fondo Monetario Internacional (FMI) presiona para hacerlo debido a las exportaciones”, dice. Por ello recomendó a la gente de a pie, a no endeudarse en esta moneda a largo plazo.

En lo que va del año, la moneda norteamericana ha tenido un avance de 0,59%. El 2015 cerró en S/. 3.41. (Redacción)

SABÍA
Hasta el 19 de enero, el BCR vendió 96 millones de dólares para atenuar el alza del dólar.