jueves, 14 de enero de 2016

Peritonitis, infección digestiva


Enfermedad que se presenta a cualquier edad. De no tratarse a tiempo, puede causar la muerte.

Por lo general cuando sientes un fuerte dolor estomacal, lo primero que haces es ir a una farmacia y esperar que el malestar se te pase, en vez de acudir a un médico. Esta decisión errada puede llevar en algunos casos a la muerte, si es que el dolor fue causado por una peritonitis. Precisamente eso le pasó al jugador ecuatoriano Christian Benítez, de 27 años, más conocido como ‘Chucho’.

Amigos que estuvieron con él antes de su muerte, contaron que Benítez recién acudió a un centro de salud de Qatar, país donde jugaba, cuando vio que el dolor estomacal no le pasaba a pesar de las pastillas que había tomado dos días antes.

Si bien no todo dolor abdominal es causado por una peritonitis, es necesario conocer de qué se trata esta enfermedad para no confundirla con un simple cólico.

El doctor Mario Velarde Roldán, gastroenterólogo del hospital Loayza, explica que el término peritonitis se usa para referirse a la inflamación del peritoneo, una membrana que recubre la mayor parte de órganos del abdomen.

Las causas que pueden originar esta inflamación son varias. Entre las principales están la ruptura del apéndice y las enfermedades digestivas como la diverticulitis que originan que la cavidad estomacal se contamine de pus y heces. Algo similar puede pasar a quien recibe una puñalada o un balazo en la zona abdominal o que, por accidente, haya tragado un objeto extraño (palillo o hueso) que lastime el estómago o algún fragmento del tracto intestinal.

El cualquiera de estos escenarios, el doctor Velarde Roldán afirma que la intervención quirúrgica es la única vía para salvar la vida del paciente.

Aunque los síntomas de la peritonitis no son iguales en todas las personas, existen algunas manifestaciones que si son frecuentes, como el dolor estomacal, diarrea, nauseas, fiebre, escalofríos y sed excesiva.

El doctor Mario Velarde dice que de presentarse algunos de estos síntomas, es esencial buscar la evaluación médica inmediata para prevenir las complicaciones potencialmente mortales.

En el Perú, por la cultura de la automedicación, lastimosamente muchos recién acuden a un médico cuando hay muy poco por hacer. Ese fue el caso de Jorge Antón, quien a los 43 años estuvo a punto de perder la vida luego de estar 2 días soportando un supuesto cólico, que luego de la evaluación médica, resultó siendo una peritonitis.

“Por causa de la rotura del apéndice mi cavidad estomacal se había llenado de pus, razón por el cual los médicos prácticamente me habían desahuciado, recomendando a mi esposa, que en vez de gastar dinero en salvarme lo utilizará mejor para mi entierro”, cuenta Antón.

Si bien toda peritonitis no requiere de cirugía, ya que puede combatirse con medicamentos antibacterianos, en el caso del Jorge si era necesaria la operación porque se había reventado el apéndice y existía el riesgo de una septicemia (infección generalizada).

La esposa de Jorge que ya asistía a la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo pidió a Dios solución para la vida de su esposo, y esta se presentó días después, cuando desde el hospital la llamaron para decirle que un médico estaba dispuesto a operarlo


“Gracias al Señor la cirugía fue un éxito. No fue fácil, ya que estuve dos días en coma y 28 recuperándome”, relata Jorge, quien hoy con 48 años cuenta con una buena salud. (Redacción)