miércoles, 6 de abril de 2016

El dengue nos amenaza


En los dos últimos años, esta enfermedad ha infectado a 53.340 personas, razón por la cual 14 regiones fueron declaradas en emergencia.

 Ni en épocas electorales, el zancudo Aedes aegypti descansa. En los tres primeros meses del año, 8.920 personas ya han sido afectadas por el dengue.

Para enfrentar esta alarmante situación, el último 19 de marzo, el Ministerio de Salud (Minsa) declaró en emergencia sanitaria a 14 regiones del país.

“La tarea de implementar esta norma consiste en seguir todos los pasos administrativos y legales en cumplimiento con los tiempos en la calidad del gasto y fortalecer todas las acciones de vigilancia”, afirmó el viceministro de Salud Pública, Percy Minaya.

En conferencia de prensa, el médico explicó que lo importante en la lucha contra el dengue, es que el Minsa tiene la experiencia exitosa de abordaje de esta enfermedad, razón por el cual confía en su pronto control.

El optimismo del doctor Minaya sin embargo se estrella con la cruda realidad de las estadísticas de su propia institución.

Según el Minsa, desde el 2013 el avance del dengue en el Perú es incontrolable. Mientras ese año se registraron 12.390 casos, dos años después estas se dispararon a 37.905. ¿De qué experiencia exitosa habla el doctor Minaya?

La lucha de las autoridades para controlar el zancudo Aedes aegypti, agente trasmisor del dengue y otras enfermedades como la chikungunya y recientemente el zika, no es nueva.  

Luego de haber sido erradicado, el Aedes aegypti se reintroduce en el país en 1984. El primer rebrote del dengue se registra 6 años más tarde (1990) en los departamentos de Loreto y San Martín.

En esos años la enfermedad era catalogada como leve y nada mortal, por lo que las autoridades no hicieron mayores esfuerzos para controlarla. Por esa desidia, a partir de 1991 se extiende por varias regiones de la costa norte y de la Amazonía.

En el año 2000 se identifica el Aedes aegypti en Lima. Cinco años después, en el distrito de Comas se registró el primer caso de dengue en la capital.

La ineficiencia de las autoridades de salud de esa época no fue la única la causa para la diseminación del zancudo trasmisor en el país.

El avance del Aedes aegypti también se vio favorecido por el deficiente sistema agua y desagüe que aún persiste en varias ciudades.

Según la Encuesta la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar 2014, solo el 80,7% de la población urbana del Perú tiene agua en sus domicilios, lo que obliga a sus moradores a recurrir al pozo de agua o a su almacenamiento en cilindros.

Cabe señalar que los huevos de este zancudo se desarrollan en regiones donde llueve mucho y en lugares donde hay agua limpia estancada o almacenada.

Para erradicar al Aedes aegypti, el 2006 el Minsa comenzó a fumigar las casas urbanas y rurales, para ello dotó de presupuesto a las direcciones regionales. Paralelamente en los diferentes medios de comunicación inició campañas educativas para cambiar los hábitos de las personas, sobre todo de aquellas que acostumbran tener recipientes con agua dentro de sus casas.

A pesar de dichas medidas, los casos de dengue en el Perú no se han detenido, por el contrario, han aumentado. ¿Qué pasó entonces?

Para el doctor Eddie Angles, infectólogo y experto en enfermedades tropicales del hospital Loayza, el mayor error de las autoridades es haber focalizado sus esfuerzos solo en verano, cuando está demostrado que por más que se fumigue al 100% siempre quedan rezagos de zancudos que si no son controlados durante los subsiguientes meses, al año siguiente vuelven con más fuerza, debido a que han adquirido más anticuerpos.

El doctor Miguel Palacios, decano del Colegio Médico, considera que el dengue aún subsiste en el país porque el modelo de nuestro sistema de salud es asistencialista, es decir, actúa cuando ya hay enfermos y muertos.

Otro problema, dice el decano, es la ineficiencia de muchas de las autoridades de salud.

Miguel Palacios adelantó que próximamente el Colegio Médico dará a conocer una serie de planteamientos para que los dos candidatos que queden para la presidencia de la república conozcan la verdadera realidad de la salud pública del Perú.

¿Qué es el dengue?
Es una enfermedad infecciosa, producida por un virus y transmitida por un mosquito especifico, el Aedes aegypti.

Existen diferentes tipos de dengue, siendo el más peligroso el dengue hemorrágico, porque puede causar la muerte.

Se conocen cuatro serotipos distintos, pero estrechamente emparentados, del virus: DEN-1, DEN-2, DEN-3 y DEN-4. Cuando una persona se recupera de la infección adquiere inmunidad de por vida contra el serotipo en particular.

El virus se transmite a los seres humanos por la picadura de mosquitos hembra infectadas.

El dengue es una enfermedad de tipo gripal que afecta a bebés, niños pequeños y adultos.

Los síntomas se presentan al cabo de un periodo de incubación de cuatro a diez días después de la picadura de un mosquito infectado y por lo común duran entre dos y siete días.

A la fecha no existe tratamiento específico para el dengue, de ahí la importancia de la prevención, la misma que debe comenzar desde la casa para que el zancudo trasmisor no se desarrolle. (Redacción)

SI YA TIENE LA ENFERMEDAD
- Consulte a su médico. 
- Vigile los signos de gravedad.
- No se automedique, no use aspirina, debido a que su efecto puede provocar hemorragias.
- No use antibióticos porque el dengue es producido por un virus y los antibióticos solo atacan a las bacterias.

NOTA
390 millones de personas al año se infectan de dengue en el mundo, según la OMS.

LLUVIAS
“Debido a que el Fenómeno El Niño está en la parte final, las fuertes lluvias continuarán hasta la tercera semana de abril, en la parte norte y central del país”.

Ing. Nelson Quispe
Senamhi