miércoles, 27 de abril de 2016

Sinusitis, sensación molestosa


 
Enfermedad que afecta al 16% de la población joven y adulta del país, principalmente a los que tienen antecedentes de rinitis alérgica o asma.

En esta época del año, cuando el clima está muy variado en varias regiones del país, es común que las personas sufran de sinusitis.

Por sus síntomas parecidos al resfrío, generalmente se le confunde con esta dolencia, cuando en realidad son dos cosas distintas.

Según el médico Tomás Borda, director del programa Dr. Tv., la sinusitis es la inflamación de la mucosa que recubre el interior de uno o más de los senos paranasales, impidiendo que el aire que ingresa por la nariz se caliente y humedezca.

Cifras del Ministerio de Salud (Minsa) afirman que esta enfermedad afecta aproximadamente al 16% de la población joven y adulta del país.

La sinusitis da en cualquier edad, aunque en mayor proporción a los que tienen antecedentes de rinitis alérgica o asma.

El doctor Borda sostiene que las alergias pueden disparar la inflamación de los senos paranasales y del revestimiento mucoso nasal provocando la sinusitis.

En los asmáticos la incidencia de sinusitis va del 40% al 75%.

La sinusitis puede afectar la nariz, los ojos y el oído medio.

Las personas con esta enfermedad también suelen sufrir de dolor de garganta y tos, al respirar por la boca aire húmedo.

En varias ciudades del Perú, los índices de humedad son altas. Según el Senamhi, en Lima, por ejemplo, en invierno la humedad alcanza hasta 96%. 

Julinho Garrido cuenta que durante 12 años sufrió de sinusitis, enfermedad que le molestaba más precisamente en la época que hacía más frío en Lima: de julio a noviembre.

“Por causa de la sinusitis, en invierno no podía dormir y durante el día tenía que estar con un pañuelo o papel en la mano a causa de la congestión. Era muy molestoso”, revela.

Síntomas
La otorrinolaringóloga Delia Chumpitaz dice que las personas con sinusitis sufren generalmente dolor en el rostro y las muelas, cefalea, tos, fiebre, secreción y goteo pos nasal de mal sabor, cansancio, malestar general y congestión nasal.

Refiere que si estas molestias persisten por más de dos semanas o son recurrentes, hay que visitar a un especialista para determinar si estamos frente a un caso de sinusitis.

La doctora Chumpitaz refiere que dependiendo de la gravedad de la enfermedad, el paciente deberá modificar ciertas costumbres, consumir fármacos y ser monitoreado periódicamente. En casos muy complicados, y raros, puede ser necesaria una intervención quirúrgica.

Desde que a los seis años comenzó a sufrir de sinusitis, Julinho Garrido tuvo que dejar de lado varias cosas que todo niño a su edad gusta. Una de ellas fue correr.

“Cuando corría demasiado o saltaba, me agitaba mucho, por esa razón mis padres pasaron más de un susto”, cuenta.

Como muchos jóvenes que deben medicarse para sobrellevar la sinusitis, Julinho tomaba cuatro pastillas diarias. 

Cansado de vivir pegado a los medicamentos, Julinho procuró ayuda en la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo donde logró usando su fe vencer la enfermedad.

“Fui curado hace 9 años. Hoy, a mis 27 años gozo de buena salud”. (Redacción)

OTRAS CAUSAS
La alergia y el asma no son las únicas razones que predisponen a una persona a sufrir de esta enfermedad. Según la doctora Chumpitaz también influyen el humo de tabaco y olores químicos. Igualmente las estructurales de la nariz, por ejemplo, conductos de drenaje estrechos, tumores o pólipos; otra causa de sinusitis puede ser una desviación del tabique nasal.

REMEDIOS CASEROS
Vapor de agua con sal.
Consumo de bastante líquido.
Uso de eucalipto.