miércoles, 20 de abril de 2016

Osteoporosis, prevención para no lamentar



Una de cada cinco mujeres sufre esta severa condición que destruye la consistencia de los huesos, y que también afecta a los hombres.

 Ya sea por razones naturales o malos hábitos de vida, las personas cuando llegan a una determinada edad están expuestas a varias enfermedades.

En el caso de las mujeres, hay una de la que la mayoría no se escapa. Nos referimos, a la osteoporosis.

Según Rita Kuroiwa, reumatóloga de la clínica Angloamericana, esta enfermedad que consiste en la descalcificación de los huesos da generalmente a las mujeres a partir de los 45 años, aunque también se presenta en los hombres, aunque en menor proporción, pero a partir de los 60 años.

“Antes a la osteoporosis no se le prestaba atención porque la expectativa de vida de las personas era menor, hoy en cambio, por el hecho de vivir más, se ha convertido en un problema serio que limita las actividades diarias de los que la sufren”, sostiene la doctora.

Ese fue el caso de la señora Claudina Villacorta Castillo, quien desde que comenzó a sufrir de dolores en los hombros y rodillas a los 48 años, empezó a tener problemas en el trabajo

En el Perú, existe un incremento de la osteoporosis en mujeres posmenopáusicas mayores de 50 años (40% de mujeres limeñas).

Kuroiwa sostiene que el 70% de las mujeres que pasó la menopausia desarrolla la enfermedad, y de esta cifra el 30% sufre de fractura de cadera a los 2 años de conocido el diagnóstico.

El riesgo de padecer de osteoporosis vendrá determinado por el nivel máximo de masa ósea que se obtenga en la edad adulta y el descenso producido por la vejez. Además del envejecimiento, en su aparición intervienen factores genéticos y hereditarios. Las hijas de madres que tienen osteoporosis, por ejemplo, adquieren un volumen de masa ósea inferior que el de hijas de madres con huesos normales, y lo mismo sucede con gemelos univitelinos.

La desnutrición, la mala alimentación, el escaso ejercicio físico y la administración de algunos fármacos también pueden favorecer a la aparición de la osteoporosis. Sin embargo, en el caso de las mujeres, la menopausia es uno de los factores que más influye en la aparición de esta enfermedad, debido a la pérdida de estrógenos (hormona sexual).

Mariela Medina, doctora de la clínica Ricardo Palma, señala que la falta de estrógenos en las mujeres origina que los huesos liberen calcio que se pierde usualmente por la orina o se transformen en otras moléculas.

Además de la cadera, existen otras zonas del esqueleto propensas a romperse. Así tenemos, según la doctora Medina, el radio distal (muñeca), la columna y los hombros.

Para no sufrir de osteoporosis la prevención es clave. La reumatóloga Mariela Medina recomienda para llegar con una masa ósea adecuada a la vejez, ingerir una cantidad adecuada de calcio, mantener un cronograma regular de ejercicio físico y reducir los factores de riesgo modificables, cuando aún se es joven.

Para las personas que ya sufren la enfermedad, Medina señala que tendrán que seguir un tratamiento de por vida. Precisamente eso fue lo que le dijeron a Claudina Villacorta.

En esas circunstancias de su vida, Claudina conoció la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo, por medio de un programa de televisión, donde encontró la solución a su problema de salud.

“Han transcurrido 15 años de que estoy curada, y se lo agradezco a Dios”, afirma. (Redacción)

NOTA
El 28 de febrero se celebra el Día Nacional de la Lucha contra la Osteoporosis

BUENA ALIMENTACIÓN
A los 30 años.- Leche descremada o no, queso, aceite de bacalao, huevos.
A los 40 años.- Espinaca, alcachofa, perejil, frutas secas, lentejas, garbanzos, hígado, etc.
A los 50 años.- Suplementos con calcio y vitamina D.