jueves, 2 de julio de 2015

Cuidado: ¡El frio mata!


Ahora que el invierno se asoma en el país, niños y adultos mayores están expuestos a enfermedades respiratorias. Solo el año pasado, por culpa de la neumonía murieron 263 menores de 5 años.

A menos de un mes del inicio oficial de la temporada de invierno en el país, los temores por el incremento de las Infecciones Respiratorias Agudas (IRAS) crecen entre las autoridades de salud, y esto debido, a que este año, a diferencia de los anteriores, el fenómeno del Niño adelantó el friaje en la selva y la helada en la sierra, por lo que se cree que este 2015, el número de incidencias y de mortalidad por enfermedades relacionadas a las IRAS aumentará.
Según informes epidemiológicos del Ministerio de Salud (Minsa), hasta la última semana de mayo ya se habían registrado en el país un total de 641.151 episodios de IRAS en menores de 5 años; 6.236 episodios de neumonía y 73 defunciones por neumonía. 
Cabe señalar que las IRAS son un grupo de enfermedades causadas por virus, bacterias y hongos, siendo la forma más grave, la neumonía que es la causa principal de muerte de niños y adultos mayores en todo el mundo.
Por causa de la neumonía, el año pasado se registraron 25.520 episodios de esta enfermedad en menores de 5 años, de los cuales 263 murieron. Los departamentos de Puno, Cusco, Junín, Loreto y Huancavelica fueron los que registraron mayores casos defunciones y letalidades de neumonía.
De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en el caso de los departamentos de la sierra y selva del Perú, las muertes por neumonía se traducen por la dificultad en el acceso a los servicios de salud. En efecto, en muchos lugares del país aún las personas deben caminar horas, y hasta días, para llegar a una posta o centro de salud más cercana. Una tarea pendiente que el Estado urge solucionar.
Si bien el Minsa ha logrado reducir en los últimos años el número de incidencias y mortalidad de las IRAS en los menores de 5 años, gracias a una mayor cobertura de salud y al incremento de las vacunas, no podríamos decir lo mismo de los adultos mayores, quienes por padecer de enfermedades crónicas están más propensos a sufrir de asma y neumonía. Sobre todo ahora que por el fenómeno del Niño se ha adelantado el invierno en varios lugares del país.
Es el caso de Gladys Bustillos, quien durante 10 años sufrió de asma, que se agudizaba cuando llegaba la temporada del frio, al punto de tener que ir en más de una oportunidad al hospital.
Resignada a usar medicamentos de por vida, ya que los médicos le habían informado que su mal no tenía cura, ella decidió un día -por invitación de una amiga-  acudir a la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo, donde gracias a las Cadenas de Oración, de los días martes en las que participó, logró curarse.
Hoy, con 56 años, la señora Gladys tiene salud y disfruta de una nueva vida.  “Solo en Jesús encontré una razón para vivir”, refirió. (Redacción)


RECOMENDACIONES
Para prevenir la neumonía y asma, la doctora Doris La Chira, del Sisol El Agustino, recomienda a los padres llevar a sus hijos al médico cuando ellos tienen más de 3 días de fiebre, dificultades para respirar, complicaciones para beber o comer y somnolencia.
En el caso de los adultos mayores, sugiere abrigarse de acuerdo a las condiciones de su salud, llevar sus controles periódicos y no olvidarse de vacunarse.