jueves, 16 de julio de 2015

Las drogas van ganando terreno


Mientras en Lima disminuyó su consumo entre los jóvenes, en provincia aumentó. Solo en el caso de la marihuana, se pasó, en solo dos años, de 4,7% a 6,8%, sobre todo en la población femenina.

El último estudio de Cedro denominado Epidemiología de Drogas en la Población Urbana del Perú 2015 reveló muchos datos a tomar en cuenta.
Uno de ellos fue, que mientras en el 2013 Lima continuaba siendo la ciudad donde se consumía más marihuana, PBC y cocaína, dos años después ya no lo es tanto. ¿La razón? Cada vez más jóvenes de provincia consumen drogas ilícitas. (Ver cuadro).
El reciente descuartizamiento de una anciana por parte de un joven drogadicto en Ica, es sola una muestra de lo que una persona es capaz de hacer bajo los efectos de la droga, de ahí la importancia de este estudio para elaborar políticas tendientes a minimizar este problema social, que ahora ya no solo afecta a Lima y Callao, sino también a otras regiones.
¿Qué pasó en estos dos últimos años en el Perú? Según Milton Rojas, psicólogo de Cedro, varios fueron los factores que promovieron estos cambios en el interior del país. Así tenemos el mayor acceso de los jóvenes a las drogas debido a su cercanía a las áreas de producción, sobre todo de aquellos que viven en la selva, y porque ahora los traficantes ya no solo procesan las drogas para Lima y el extranjero, sino también para el mercado local.
Otro factor, dice, lo encontramos en las costumbres culturales de muchos pueblos andinos, donde casi es una obligación el uso de alucinógenos para sus ritos ancestrales.
Federico Tong, asesor de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODD), cree que la razón también está en la mayor disponibilidad por razones del precio. “Al estar más cerca de las zonas de producción, los costos son más asequibles para los jóvenes”, sostiene.
Sexo y edad
María tiene 15 años, y desde hace un año viene consumiendo cocaína. “Comencé haciéndolo en el colegio, luego con las amigas del barrio. Hoy, somos ocho las chicas de la cuadra que nos ponemos ‘dura’ cuando queremos pasarla bien”, cuenta esta adolescente que cursa el tercer año de secundaria en un colegio particular de Arequipa.
Según el último estudio de Cedro, en los dos últimos años habido un incremento del consumo de drogas entre las jovencitas del interior del país, sobre todo las que viven en las áreas urbanas, como María y sus amigas.
Por ejemplo, mientras en el 2013, 2,2% de mujeres encuestadas fumaba marihuana, 2 años después, subió a 3,8%. Algo parecido aconteció con la cocaína y PBC. (Ver cuadro)
Para Milton Rojas, debido al acceso de la mujer al mercado laboral, hoy, tanto en el Perú como en el mundo, existe un proceso de feminización de las drogas.
“La mujer desde hace unos 15 años viene buscando parecerse más al hombre para ser aceptada dentro el círculo social, laboral, académico donde él se desenvuelve, y al intentarlo, ha comenzado no solo a imitar lo bueno, sino también lo malo”, refiere el psicólogo.
Federico Tong, por su parte, considera que ese incremento podría deberse a la mayor exposición de las mujeres al maltrato físico, por parte de sus parejas o familiares, por lo que el consumo de drogas constituiría una válvula de escape a sus problemas.
Respecto al inicio cada vez precoz del consumo de drogas ilícitas entre los jóvenes, el asesor de la UNODD sostiene que ello se debe porque los chicos han comenzado a crecer más rápido que antes.
El papel de la sociedad
El escenario que se presenta en el país respecto al consumo de drogas no es nada favorable, urge, según el psicólogo de Cedro, fortalecer el Plan Nacional de Lucha Antidrogas 2012 – 2016, para que los colegios y universidades tengan mayor presencia en este problema a través de programas que permitan identificar y ayudar a los jóvenes con problemas.
Sobre el papel de la familia, Rojas sostiene que es necesario concientizar a los padres respecto a las consecuencias del consumo de drogas en sus hijos.
Federico Tong considera que las municipalidades también deben participar construyendo lugares recreativos donde los jóvenes puedan asistir a programas de encuentros.
Tong aconseja a los padres monitorear a los amigos de sus hijos para que sepan quienes son. (Redacción)

ESTUDIO
. La encuesta de Cedro realizada en Lima Metropolitana y 12 regiones del país se efectuó entre abril y mayo del 2015. Se consultó a 7.881 personas.

. Del total de personas encuestadas, 54,3% eran mujeres y 45,7% hombres. El 49,5% estaban en el nivel de educación superior.