jueves, 16 de julio de 2015

“Los padres deben jugar un rol activo”


De acuerdo con Freddy Saldivar, psicólogo de la ONG Acción por los Niños, los agresores están en cualquier lado, pero dado las estadísticas ellos están más  cerca de lo que pensamos. “Por mi experiencia, 7 de cada 10 agresores provienen del entorno familiar”, sostiene.
Según Saldivar, el menor abusado sexualmente queda emocionalmente devastado, con un resentimiento de culpa grande al escuchar de sus parientes recriminaciones en vez de palabras de consuelo.
Si a esto le agregamos, dice, que en cada instancia (policial, fiscalía y Poder Judicial) va a tener que estar recordando los pormenores de la agresión para describir como sucedieron las cosas, entonces la víctima termina cayendo una gran depresión, que en casos mayores la pueden conducir al suicidio.
El trauma que precede a la violación es mayor con el tiempo, si esta no ha sido tratada en su oportunidad, refiere el profesional.
En el caso de las mujeres, señala, ellas van a tener problemas de pareja, porque en su mente aún está presente ese acontecimiento.
¿Qué papel deben jugar los padres para evitar que sus hijos sufran de violación sexual? Según Freddy Saldivar, es importante que los padres asuman un rol activo, tengan una comunicación fluida con sus hijos y valoren su palabra, y que conozcan a las personas con quien el menor interactúa, en especial si es un familiar cercano. Además deben evitar que se queden a cargo de personas o familiares desconocidos.

En el caso del Estado, adiciona, debe preocuparse en crear programas especializados para tratar este tema.